Navigation

Suiza pospone relajación de las restricciones

Los bares y restaurantes deberán permanecer cerrados. No podrán abrir ni siquiera sus terrazas, anunció este viernes (19.03.21) el Gobierno. Keystone / Ennio Leanza

El ministro suizo de Salud, Alain Berset, anunció este viernes el mantenimiento de las restricciones vigentes para evitar que la situación sanitaria escape al control de las autoridades. El único cambio que se producirá es una mayor participación en las reuniones familiares: 10 personas en lugar de las cinco actuales.

Este contenido fue publicado el 19 marzo 2021 - 15:39
mar

“No queremos tomar el riesgo de prolongar la crisis. Sería imprudente permitir aperturas ahora para tener que volver a cerrar”, preció Berset en conferencia de prensa. El mantenimiento de las restricciones, insistió, es para salir más rápido de la crisis.

La situación sanitaria en Suiza se mantiene frágil merced a la extensión de las variantes del coronavirus (80% de los casos actuales) y al incremento en los contagios. Se teme  una tercera ola de ola de la pandemia, reiteró el ministro.

Hace una semana fueron sometidas a consulta diversas medidas para aligerar las restricciones vigentes, entre ellas, la apertura de terrazas de bares y restaurantes, las reuniones de hasta 10 personas en interiores y de hasta 150 al aire libre y la participación en actividades deportivas y culturales en grupo.

La única medida que obtuvo luz verde fue la de hasta 10 personas en los encuentros familiares (actualmente solamente se permiten 5) a partir del 22 de marzo. En tales casos, el ministro invitó a los participantes a aplicarse una prueba de detección antes de reunirse.

En el encuentro con la prensa, el también ministro del Interior, explicó que la decisión de prolongar las restricciones se basó en el hecho de que tres de los cuatro indicadores definidos por el Consejo Federal para la segunda fase de relajación no se cumplen desde hace varios días:

La incidencia de infecciones en 14 días es superior a 200 por 100 000 habitantes, la tasa de positividad supera el 5% y la tasa de reproducción es muy superior a 1 (1,14). Solamente la ocupación de las camas de cuidados intensivos por pacientes de COVID-19 está por debajo del límite establecido.

En segundo lugar, incidió también el desconocimiento que hay aún sobre las variantes del virus, potencialmente más peligrosas.

Además, subrayó Berset, “no queremos poner en peligro la campaña de vacunación”. Esta, dijo, avanza, pero no al ritmo que estaba previsto.

Indicó que habría que esperar un mes para conocer la evolución de la pandemia y, al mismo tiempo, dar margen a que la población más vulnerable haya sido vacunada. Los próximos pasos a seguir se darán a conocer el 14 de abril.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.