Navigation

2009: "Un año de grandes desafíos para las ONG suizas"

El hambre, uno de los mayores flagelos de la Humanidad. Keystone

2009 constituyó un año intenso para la sociedad civil suiza en general y para las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de cooperación con el Sur, en particular.

Este contenido fue publicado el 30 diciembre 2009 - 16:15

Temas trascendentes entraron en el debate político nacional. Entre ellos: el presupuesto helvético para el desarrollo; la transparencia fiscal; el cambio climático; el agua como bien público; la lucha contra el hambre en el mundo; el ciclo de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“El 0.5% para la cooperación”

En 2009, el presupuesto suizo para el desarrollo acaparó nuevamente la atención principal de las organizaciones no gubernamentales, mismas que un año antes habían recolectado más de 200 mil firmas a favor de destinar el 0.7% del Producto Interno Bruto (PIB) para este rubro.

Como resultado de esa petición, el Parlamento suizo decidió a fines del 2008, un aumento progresivo de la cooperación para llegar al 0.5% en el 2015. Lo que en términos reales implicaría un monto adicional de 1.7 mil millones de francos en los próximos cinco años.

“Se concluye el 2009 y constatamos que continúa la pulseada entre el Parlamento y el Consejo Federal (ejecutivo colegiado) en torno a dicho aumento”, enfatiza Hofstetter.

El Consejo Federal, explica el portavoz de la Alianza Sur, propone posponer el 0.5%, argumentando el impacto de la crisis financiera actual y la necesidad del Estado de reducir gastos.

En tanto, la Comisión de Política Exterior del Parlamento, se pronunció nuevamente en noviembre pasado a favor del aumento.

“Esta posición constituye una señal muy fuerte y positiva a favor del 0.5%. Y luego del análisis que se realizará próximamente en la instancia similar del senado (Consejo de Estado), este tema debería ser nuevamente debatido en el pleno del legislativo”, posiblemente en la primera sesión del año, explica Pepo Hofstetter.

“Coherencia suiza a pesar del fracaso de Copenhague”

Otro desafío para las ONG suizas en el año a punto de comenzar será “la continuidad de la reflexión sobre el cambio climático y las medidas para reducir el calentamiento”, anticipa el portavoz de Alianza Sur.

Ya que “se iniciará en Suiza el debate sobre una ley del CO2...y es importante que nuestro país impulse desde ahora una política que contribuya realmente a la protección global del clima”.

“Debemos avanzar con creatividad a pesar del rotundo fracaso de la reciente Cumbre de Copenhague”, sostiene Hofstetter.

Recuerda, en nombre de las 52 organizaciones helvéticas que integran la “Alianza por una política climática responsable” – y de la cual la Alianza Sur es uno de los motores- las exigencias hacia las autoridades federales.

Una reducción de los gases de efecto invernadero del 40% - en relación al año 1990- , hasta el 202º, y del 80% antes del año 2050. Así como un apoyo de 1.7 mil millones de francos anuales (para el período 2013-2017) para los países del Sur, destinados a favorecer el combate contra el calentamiento climático.

Agenda temática de las ONG

Las organizaciones no gubernamentales helvéticas impulsaron durante 2009, “toda una agenda de temas sensibles, muchos de los cuales seguirán presentes en el debate político nacional e internacional en el 2010”, explica Pepo Hofstetter.

Entre ellos, “la lucha a favor de que el agua sea considerada como un bien público de la humanidad” o una mayor coherencia “a favor del combate contra el hambre en el mundo”.

Lo anterior, al tener en cuenta que la reciente “Cumbre sobre Seguridad Alimentaria” realizada en Roma en noviembre pasado, no aportó resultados efectivos.

“A pesar de que más de 700 representantes de organizaciones de agricultores, de pueblos autóctonos, organizaciones femeninas y de ONG, del mundo entero, en un evento paralelo también en la capital italiana, presentaron reivindicaciones y propuestas concretas”, explica.

Ambos temas – agua y hambre- , según el portavoz de Alianza Sur, constituyen ejes permanentes del Foro Social Mundial. Espacio de reflexión altermundialista en el cual importantes actores sociales y políticos suizos están presentes desde su mismo origen.

La Alianza Sur - desde el 2004- junto con la ONG de cooperación solidaria
E-CHANGER (Intercambiar) –desde el inicio mismo del Foro en el 2001-, organizan las delegaciones a esos eventos internacionales. “El último, el de Belém de Pará en Brasil, en enero del 2009, fue muy positivo...Y el año que comienza prepararemos la próxima delegación para la edición de Dakar (Senegal), convocada para enero del 2011”, precisa Hofstetter.

En cuanto a las negociaciones actuales de la Organización Mundial del Comercio (OMC), “la Alianza Sur, junto con numerosas organizaciones del mundo entero, se pronuncian por parar el Ciclo de Doha...ya que muchas de las proposiciones actualmente sobre la mesa no son favorables a los países en desarrollo”.

En 2010 seguirá abierto el debate sobre los tratados de libre comercio que Suiza firma con otras naciones del Sur. “Aunque este año no se pudo evitar la suscripción de uno con Colombia, a pesar del tema de los derechos humanos, es positivo que el Parlamento lo haya debatido a fondo y que fueran muchos los que levantaron su voz de oposición”, analiza el portavoz de la Alianza Sur.

Otro desafío para las organizaciones de la sociedad civil en 2010, será el balance del cumplimiento de los Objetivos del Milenio –para reducir la pobreza a la mitad hasta 2015-, explica Hofstetter. “En septiembre se realizará una Cumbre Mundial y es importante evaluar qué hemos hecho en Suiza y donde se encuentra el país en el cumplimiento de sus metas”, concluye.

Sergio Ferrari, swissinfo.ch

Evasión fiscal VS desarrollo

Pepo Hofstetter:

Tema constante de preocupación para numerosas organizaciones y movimientos sociales helvéticos en 2009 fue el de “la evasión fiscal internacional, que afecta directamente a los países pobres”. .

La Alianza Sur forma parte de la “Red Internacional por una Justicia Fiscal”, creada en el marco de las últimas ediciones de los Foros Sociales Mundiales.

Aproximadamente un tercio de la fortuna no declarada, gestionada por la plaza financiera suiza, proviene de países en desarrollo. .

Se trata de “unos 360 mil millones de francos, que si pagaran correctamente impuestos en sus países de origen, generarían al menos 5 mil millones de francos en ingresos fiscales suplementarios para el Sur. Es decir más del doble del monto anual de la ayuda suiza al desarrollo”

Para la Alianza Sur y otros movimientos que trabajan a favor de la transparencia fiscal internacional, como la Declaración de Berna o ATTAC - que se pronuncia a favor de la Tasa Tobin para los capitales financieros internacionales- el papel oficial helvético es contradictorio.

Según ellos, la actitud muy restrictiva de Suiza en materia fiscal internacional contradice su compromiso con los Objetivos del Milenio para el desarrollo. Ya que, como lo señala la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los mismos no podrán lograrse si los países del Sur no aumentan sus ingresos fiscales.

Para las ONG helvéticas sería necesaria más transparencia y cooperación internacional en esta esfera. Es decir un intercambio sistemático de información con las autoridades fiscales extranjeras – incluidas las de los países del Sur- ; el reforzamiento del órgano competente de las Naciones Unidas en la materia y la elaboración de un código de conducta internacional de cumplimiento obligatorio.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.