Navigation

Skiplink navigation

Los jóvenes fuman y beben menos

Aumento consumo de drogas duras, incluida la cocaína, entre los jóvenes. vario-images

Los adolescentes beben menos alcohol y consumen menos tabaco o cannabis que hace cuatro años. El aumento de los precios, la interdicción de venta y la toma de conciencia vinculada con la prevención explican esta evolución según el ISPA.

Este contenido fue publicado el 02 julio 2008 - 09:05

El estudio del Instituto Suizo de Prevención del Alcoholismo y otras Toxicomanías (ISPA), efectuado el año pasado entre cerca de 7634 estudiante de 13 a 16 años, confirma la tendencia a la baja.

El alcohol se mantiene como el "problema número uno" entre las sustancias psicoactivas, destacó Gerhard Gmel, epidemiólogo especializado en 'alcohología' y autor del estudio. En conferencia de prensa este martes en Berna.

'Borrachera express'

La llamada 'borrachera express' concierne a un grupo cada vez más marginal de jóvenes. Pero esta pequeña minoría se embriaga a dosis fuertes: por lo menos 5 vasos tres veces durante el mes pasado. En 2007, esas prácticas tenían un 14% de adeptos entre los chicos de 15 años y de cerca de 8% de las chicas de la misma edad. En 2003, estas proporciones todavía eran del 20 y 11%.

"En el futuro habrá que orientar más la prevención a esos grupos a riesgo", estima Gerhard Gmel.

Añade que ese tipo de consumo conlleva grescas, accidentes, problemas con la policía, hospitalizaciones o contactos sexuales no protegidos.

Así, el 63% de los habituados masculinos a la 'borrachera express' de 15 años tuvieron ese tipo de comportamientos durante los 12 meses que precedieron la encuesta, contra 18% para los no adeptos.

Las chicas concernidas tuvieron menos consecuencias de este tipo (el 41,9 % contra 12% entre las no habituadas).

Cerveza y alcopops a la cabeza

Los chicos que se emborrachan adquieren el alcohol más bien en las tiendas que en los bares o discotecas. Consumen entonces en plena calle o en lugares privados. En cambio, las chicas más bebedoras se embriagan en los bares y las discotecas.

La cerveza sigue siendo la bebida alcohólica favorita de jóvenes de 15 años (el 41% de su consumo total contra el 23% lado femenino), mientras que las chicas de la misma edad prefieran los alcopops (el 30,3% contra el 19% para los chicos).

El consumo de alcopops registró, no obstante, una reducción importante, ya que se situaba aún en 50% en el caso de las chicas en 2003 y en una tercera parte entre los chicos.

Esta evolución está relacionada con el aumento en los precios y la interdicción de venta del alcopops a los menores de 18 años, destaca Gerhard Gmel.

En cambio, los quinceañeros recurren cada vez más a sus propias mezclas con base en bebidas espirituosas. "Pero en proporciones modestas (27 % los chicos, 22 % las chicas) con relación al consumo de alcopops hace cuatro años".

Cannabis y tabaco

El estudio revela también una reducción en lo que toca al tabaco. Un 30% de los jóvenes de 15 años fumaron el mes que precedió la encuesta, contra 34% en 2003, los chicos eran más adeptos al cigarrillo que las chicas.

El cannabis también sigue esa tendencia. Su consumo concernía a un chico de cada cinco en 2007 contra el 3% más cuatro años antes. Un 12% de las chicas fuma ese producto contra 17% en 2003.

La cocaína al alza

La evolución positiva registrada en el conjunto del consumo de los productos adictivos no es para bajar la guardia, advierte Gmel.

Suiza se mantiene como el país europeo más consumidor de cannabis y el consumo de alcohol, junto al de otros productos, sigue siendo la primera causa de defunción en jóvenes de entre 15 y 24 años.

Además, el consumo de drogas duras aumentó entre los quinceañeros: anfetaminas, 'speed', cocaína, hongos y LSD en principio. Estas sustancias han sido consumidas por lo menos una vez por el 3% de los jóvenes encuestados. Siguen el crack (2%), la heroína y el GHB (1% cada uno).

Por otro lado, cerca del 8 % de los jóvenes ya tomaron un somnífero o un calmante.

swissinfo y agencias

ALCOHOLISMO

Según el ISPA, una persona es dependiente cuando experimenta una presión interna por el consumo y no puede controlarla, cuando siente síntomas físicos de la abstinencia debe aumentar la dosis para lograr el mismo efecto, descuida otros intereses, y a pesar de saber los daños a la salud sigue consumiendo.

El ISPA elabora material pedagógico para colegios, desarrolla proyectos de prevención y aconseja a empresas.

También informa y documenta gratuitamente a jóvenes, padres de familia, docentes, autoridades y aconseja a los dependientes y a sus familias.

Consumo de bebidas alcohólicas y no alcohólicas en Suiza: café (27.9%), leche (12.9%), cerveza (9%), vino (7.1%), bebidas espirituosas (0.6%), según estadísticas del ISPA del 2005.

Consumo diario de alcohol de la población suiza por regiones el 2002: Suiza italiana 26%, Suiza francesa (19%), Suiza alemana 12%.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo