Navigation

Tolerancia cero para la violencia conyugal

Fotograma de la campaña de prevención del CSPC. swissinfo.ch

Una vasta campaña nacional para poner atajo a la escalada de la violencia hogareña lanzó hoy el Centro suizo de Prevención de la criminalidad.

Este contenido fue publicado el 24 abril 2003 - 18:07

El objetivo es defender a las mujeres, principales víctimas de los atropellos en la vida conyugal.

El Senador Hans Peter Tschudi, presidente del organismo patrocinador de la campaña señaló en rueda de prensa que el objetivo de las autoridades federales era "prevenir la violencia conyugal aplicando el principio de la "tolerancia cero". Es decir que esos comportamientos delictivos no queden impunes.

La mujer, principal víctima

Las mujeres son las principales víctimas en Suiza. Una de cada cinco mujeres se ha visto en su vida confrontada a la violencia de su pareja, según un estudio sobre el tema publicado en 1996. Este año, dos mujeres perdieron la vida y cuatro el año pasado, a raíz de las golpizas que les propinaron sus respectivos maridos.

Pero no sólo la violencia conyugal causa tragedias mortíferas en el seno de los hogares, sino que además constituye una pesada carga económica para el erario público. Se calcula un costo anual de 400 millones de francos, de los cuales el 21% es causado por la sola intervención policial.

Las estadísticas oficiales indican por otro lado, que el 4,1% de los delitos criminales han sido cometidos en contra de mujeres, tanto fuera como dentro de la relación conyugal. Ello sin contar los atropellos menores, como las agresiones relacionadas con el tráfico automovilístico.

Campaña de sensibilización

Dentro de las medidas destinadas a sensibilizar al público de que estos comportamientos delictivos deben ser castigados, el " Centro de Prevención de la criminalidad" lanzará una campaña de afiches, carteles publicitarios y folletos explicativos con alcance nacional.

La campaña de sensibilización hace un llamado a los testigos de esos actos de violencia para que denuncien a los culpables y ratifiquen sus testimonios ante los tribunales ordinarios.

Las entidades públicas, como la policía, la justicia, los médicos y los asistentes sociales, son invitados a coordinar estrategias comunes de prevención. En particular la policía, que debido a su estructura cantonal y federativa, no siempre intervienen en el ámbito nacional.

Las leyes deben ser agilizadas

El lanzamiento este miércoles (24.04) de la campaña hace también un llamado a las cámaras federales para que agilicen la aprobación de iniciativas parlamentarias que se encuentran aún pendientes. Es el caso del proyecto de la diputada Margrith von Felten, presentado en 1996 que espera aún ser discutido.

Se trata de una modificación legal para perseguir de oficio a los agresores. Otras medidas aplicadas en los cantones de San Gall y de Apenzell (RE) consistente en la expulsión del agresor del domicilio conyugal, espera su aprobación parlamentaria para que tenga aplicación nacional.

En otro terreno, el Centro se ocupará directamente de organizar cursillos para los policías en el Instituto suizo de Policía de Neuchâtel, mientras que las corporaciones de trabajadores sociales organizarán en los barrios conferencias con grupos de familias.


swissinfo, Alberto Dufey y agencias.

Contexto

Es considerado como violencia doméstica:
- la violencia física, síquica, y sexual.
Actos violentos que constituyen infracciones al código penal suizo:
-Golpear, encerrar, insultar, amenazar verbalmente o con un arma, violar.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo