Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Transparencia fiscal Suiza ya no encabeza el Índice de Opacidad Financiera

Islas Caimán

¿Un paraíso con beneficios fiscales? Las Islas Caimán encabezan la lista de los principales infractores cuando se trata de proteger a clientes acaudalados para esconder sus inversiones del fisco.

(Ap2008)

El Índice de la Opacidad Financiera, publicado de forma bienal, clasifica a los países del mundo en función de la eficacia de su marco legal y de la solidez de su sector financiero cuando se trata de permitir que particulares acaudalados y delincuentes escondan y laven dinero. El índice analiza a cada país a partir de 20 criterios, cada uno de ellos con un valor individual de 100 puntos.

Por primera vez desde 2011, cuando comenzó a publicarse el documento, Suiza no encabeza el Índice de la Opacidad Financiera sino las Islas Caimán. La Red de Justicia FiscalEnlace externo (autora del informe) establece que, comparado con la edición 2018 del índiceEnlace externo, el secretismo financiero cede en el mundo abriendo espacio para una mayor transparencia. Los países analizados redujeron en aproximadamente un 7% su contribución a la opacidad financiera durante los últimos dos años.

Las Islas Caimán lideran el índice en 2020, delante de Estados Unidos, que ha retrocedido respecto a los años precedentes debido a que no ha firmado aún los Estándares Globales para el Intercambio de Automático de InformaciónEnlace externo financiera promovidos por la OCDE.

Transparencia fiscal Suiza en la era del intercambio automático de información fiscal

Hace un año, Suiza comenzó a compartir con unos treinta países datos de las cuentas que tienen ciudadanos extranjeros en bancos suizos. Este ...

La decisión de Suiza de extender el intercambio automático de información a actualmente más de 100 países le ha ayudado a pasar del primer al tercer puesto en la lista de opacidad financiera. Esto supone también que Suiza redujo un 12% su riesgo de actuar como paraíso fiscal de 2018 a la fecha.

Sin embargo, los dueños de fortunas de países que no intercambian automáticamente información (países en desarrollo, generalmente) aún pueden esconder sus fondos en bancos extraterritoriales (conocidos como bancos offshore) y con proveedores de servicios financieros de origen suizo.

Un ejemplo concreto: Isabel dos Santos, hija del expresidente angoleño, desvió varios cientos de millones de dólares de fondos públicos de Angola a sus cuentas en el extranjero, algunas de ellas en Suiza, según recientes revelaciones de Luanda Leaks.

Según la Asociación Suiza de BanquerosEnlace externo, los bancos helvéticos aún gestionan más de una cuarta parte de los activos financieros mundiales. La oenegé Alliance SudEnlace externo, un consorcio de seis agencias de desarrollo, asegura que esto significa que Suiza sigue siendo el mayor centro financiero offshore’ (con beneficios fiscales extraterritoriales) por volumen, aunque ya no sea formalmente el más opaco. O dicho de otra forma, aunque Suiza eliminó el secreto bancario en la década pasada, la oenegé argumenta que las políticas fiscales y financieras de Suiza avanzan, pero siguen siendo insuficientes para luchar verdaderamente contra la evasión fiscal global.

¿La ayuda al desarrollo llega a los paraísos fiscales?

Un informe de investigación Enlace externopublicado esta semana por el Banco Mundial reveló que parte de los fondos de ayuda destinados a los países que más la requieren podrían estar llegando a las cuentas de una élite que los transfiere a centros financieros que encubren la evasión fiscal (plazas offshore), Suiza entre ellos. La investigación concluye que la tasa de fuga de estos fondos podría ser del 7,5% y crece de forma proporcional a cómo se incrementa la ayuda a un país con respecto a su Producto Interno Bruto.

De 1999 a 2010, el total de depósitos en plazas opacas provenientes de 22 países que dependen de ayudas internacionales sumó 199 millones de dólares. Un 29% de dichos depósitos habrían sido canalizados a seis plazas, en particular. Entre los paraísos fiscales que ya ofrecen información bilateral (a los gobiernos que lo solicitan) sobre los depósitos que reciben, Suiza es el más importante. Esto despierta la inquietud de que la ayuda que se otorga a las naciones más vulnerables no esté llegando íntegra a sus beneficiarios, sino a las cuentas de una élite corrupta.

Fin del recuadro

Keystone-SDA/rts/jdp

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes