Urgen autoridades suizas colaboración pública contra coronavirus

Las autoridades suizas deben equilibrar las medidas de prevención de una pandemia con los derechos de las personas y las empresas. Keystone / Laurent Gillieron

El rápido aumento de los casos de coronavirus ha puesto a Suiza en una situación precaria, subrayó este jueves la presidenta Simonetta Sommaruga. Pero, por el momento, no hay planes concretos para endurecer las medidas tendientes a controlar la pandemia, incluido otro cese de actividades.

Este contenido fue publicado el 15 octubre 2020 - 15:29
swissinfo.ch/mga

Este jueves, el número de nuevas infecciones por COVID-19 superó las 2 000 por segundo día consecutivo. El número de nuevas infecciones reportadas el miércoles fue de 2 823, el doble de las registradas 24 horas antes.

Sommaruga pidió a la población que redoble los esfuerzos para observar las medidas de higiene y distanciamiento social.

"El número de infecciones está aumentando drásticamente en un corto período de tiempo", señaló en conferencia de prensa luego de una reunión entre el Gobierno federal y las autoridades cantonales. “Hacemos un llamado a toda la población para que haga su parte para poder mantener el virus bajo control”.

Los comentarios de Sommaruga se producen en momentos en que el cantón de Zúrich anunció que los maestros deberán usar mascarillas durante las clases. En el cantón Nidwalden, unas 400 personas fueron puestas en cuarentena después de que una persona infectada visitara dos clubes nocturnos. También se informó que 73 niños que acompañaban a adultos en un campamento de exploradores se infectaron a principios de este mes.

Acto de equilibrio con los cantones

El Gobierno federal, los cantones y los grupos empresariales trabajan juntos en la búsqueda de formas para detener la segunda ola de COVID-19 sin detrimento de las libertades personales y los posibles daños a la economía.

Los representantes del Gobierno federal y de los cantones evocaron la armonía en sus esfuerzos conjuntos para contener la pandemia.

Lukas Engelberger, presidente de la Conferencia de Directores Cantonales de Salud, dijo que el impacto del aumento de casos de coronavirus en los hospitales no se conocerá hasta dentro de un par de semanas. Advirtió que puede ser necesario el uso obligatorio de mascarillas.

El ministro de Salud, Alain Berset, se reunirá con representantes cantonales de salud el viernes para discutir posibles medidas adicionales. “Aún tenemos la situación bajo control y nuestro objetivo es evitar el cese de actividades y la sobrecarga de los hospitales. Estamos preocupados porque estamos apenas a principios de octubre".

Agregó que los cantones aún son libres de permitir eventos masivos de más de 1 000 personas si consideran que la situación local y las medidas de seguridad del evento son razonables.

El Gobierno y los cantones también hablaron de intensificar las pruebas de diagnóstico en todo el país. Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de nuevas técnicas de prueba rápidas y de gran volumen, Berset dijo que estas innovaciones aún son evaluadas.

Urban Camenzind, vicepresidente de la Conferencia de Directores Económicos Cantonales, dijo que algunos cantones habían experimentado una caída del 10% en la producción económica después del cese de actividades de tiendas, restaurantes, sitios de construcción y otros negocios. Se pronunció por evitar cierres futuros.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo