AFP internacional

Una planta de regasificación cooperada por GDF Suez y la chilena Codelco, el 14 de mayo de 2014 en Mejillones, 1400 km al norte de Santiago

(afp_tickers)

"¡No hay un puto peso¡" exclamó este martes Nelson Pizarro, presidente de la minera chilena Codelco para describir las dificultades de la mayor cuprífera del mundo.

"¡No hay plata, no hay plata, viejo entiéndeme, no hay un puto peso!", dijo Pizarro, durante un seminario sobre minería para asombro de los asistentes.

Codelco, responsable de un 11% de la producción mundial de cobre, atraviesa uno de sus peores momentos económicos debido al desplome del precio del metal rojo que le provocó pérdidas por 151 millones de dólares en el primer trimestre de este año, y que obligó a la estatal minera chilena a tomar medidas de reajuste para paliar el complicado escenario económico.

"Lo primero que tenemos que hacer es superar el presente sólo con reducción de costos, y aquí uno hace el papel del malo (…) Porque creemos en el futuro de la minería tenemos que tomar esta posición muy dura, muy compleja", aseveró Pizarro.

En el 2015, Codelco sufrió pérdidas históricas de 1.357 millones de dólares, ante la reducción de las importaciones de cobre de China, el mayor consumidor del mundo, lo que provocó la caída del precio del metal rojo a niveles cercanos a los dos dólares la libra, su valor más bajo en cuatro años.

Ante esto, Codelco puso en marcha un drástico plan de austeridad que le permitió aminorar 574 millones de dólares sus costos en el primer trimestre de este año, y otros 1.203 millones en todo el 2015.

La minera anunció además la colocación de bonos por 390 millones de dólares para el financiamiento de inversiones y refinanciamiento de sus pasivos.

La caída en el precio del metal ha impactado también en las proyecciones de crecimiento de Chile para este año, cuando el PIB chileno debería expandirse en orden del 2%.

Los resultados de Codelco del tercer trimestre se conocerán este viernes.

afp_tickers

 AFP internacional