AFP internacional

Un miembro de seguridad israelí monta guardia en el puesto de control de Kalandia, entre Jerusalén y Ramala, en la Cisjordania ocupada, el 27 de abril de 2016

(afp_tickers)

Unos policías israelíes abatieron este miércoles por la mañana a dos palestinos que se acercaban a ellos armados con cuchillos en un puesto de control entre Kalandia y Jerusalén, en la Cisjordania ocupada, informó la policía israelí.

A pesar de las repetidas advertencias de los oficiales para que se detuvieran, ambos, un hombre y una mujer, siguieron avanzando rápidamente hacia ellos, informó una portavoz de la policía israelí.

Los guardias abrieron fuego cuando la mujer sacó un cuchillo de su bolso y lo lanzó hacia los policías, declaró la misma fuente, que agregó que también se había encontrado dos cuchillos en el cinturón del hombre. La policía publicó fotografías de los tres cuchillos.

Sin embargo, unos testigos palestinos dieron a la AFP una versión que contradice la de la policía israelí. Estos afirman que los dos palestinos entraron en pánico tras equivocarse de camino y que, presa del pánico, no pudieron obedecer las órdenes de la policía.

Los dos palestinos fueron identificados por las autoridades palestinas. Se trata de Maram Abu Ismaïl, de 23 años, casada y madre de dos hijos, y de su hermano Ibrahim Saleh Taha, de 16. Vivían en Beit Surik, cerca de Ramala y de Kalandia.

Los territorios palestinos, Jerusalén e Israel son presa de una ola de violencia por la que han muertos 203 palestinos, 28 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un sudanés desde el 1 de octubre, según un recuento de la AFP. La mayoría de palestinos muertos son autores o presuntos autores de ataques, cometidos con cuchillo mayoritariamente.

La violencia, sin embargo, se ha calmado en las últimas semanas.

Según la policía israelí, el comportamiento sospechoso de los dos palestinos alertó a los agentes. Se acercaban a pie a un lugar reservado para vehículos, la mujer con una mano en su bolso y el hombre sosteniendo algo detrás de la espalda. Ambos supuestamente ignoraron las órdenes de los policías.

La mujer se detuvo a corta distancia de los policías, les dio la espalda para sacar un cuchillo de su bolso y luego lo lanzó contra un agente, dijo la policía israelí. Fue entonces cuando la policía disparó.

Alaa, un palestino que trabaja cerca del puesto de control, describió una escena diferente, en la que los dos individuos estaban aparentemente perdidos. "Los policías les gritaban que dieran media vuelta y ellos parecía que no sabían qué hacer. (Los policías) dispararon primero a la mujer y el hombre parecía aturdido. Intentó alejarse y le dispararon, quizás siete balas o más", dijo.

Otros testigos afirman asimismo que los dos palestinos no representaban ninguna amenaza.

Tras los hechos, unos soldados israelíes utilizaron una gran cantidad de granadas ensordecedoras y gas lacrimógeno para mantener alejados a los periodistas.

Kalandia es el principal punto de paso para los palestinos entre Jerusalén y Ramala. El paso por esta ruta está filtrado por un puesto de control israelí, con aires de fortaleza, que para los palestinos representa uno de los símbolos de la ocupación.

afp_tickers

 AFP internacional