AFP internacional

Parte de un grupo de 14 guatemaltecos deportados de Estados Unidos llegan el 6 de enero de 2016 a Ciudad de Guatemala

(afp_tickers)

El ingreso de remesas familiares a Guatemala desde el extranjero aumentó 14,7% en los primeros siete meses del año, mientras que las deportaciones desde Estados Unidos tuvieron una leve reducción comparado con el mismo lapso del año pasado, informaron fuentes oficiales.

El central Banco de Guatemala (Banguat) señaló en un informe que entre enero y julio pasados ingresaron al país 4.048,3 millones de dólares, principalmente de guatemaltecos radicados en Estados Unidos, por encima de los 3.528,7 del mismo periodo de 2015.

El año pasado, Guatemala registró un incremento histórico de las remesas familiares, que alcanzaron los 6.284,9 millones de dólares, según el Banguat.

Las remesas familiares son uno de los pilares de la economía guatemalteca, equivalente a la mitad de los ingresos por exportaciones, que han reportado un promedio de 10.000 millones de dólares anuales en los últimos años.

En tanto, la Dirección General de Migración indicó que las deportaciones de guatemaltecos desde Estados Unidos cayeron 1% en los primeros siete meses de 2016, lo que supone 213 personas menos frente al mismo periodo del año pasado.

Estados Unidos expulsó este año a 16.613 hombres, 1.944 mujeres y 118 menores, dijo a la AFP Fernando Lucero, vocero de la entidad.

Durante 2015, 31.443 guatemaltecos fueron expulsados de Estados Unidos, 38,5% menos que en 2014, cuando fueron deportados 51.157, el mayor nivel del que se tiene registro.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala, alrededor de 1,5 millones de guatemaltecos viven en Estados Unidos y solo entre 300.000 y 400.000 tienen residencia legal.

afp_tickers

 AFP internacional