Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer avión de combate Eurofighter, del grupo aeronáutico Airbus, comprado por Austria, aterriza en la base aérea de Zeltweg el 12 de julio de 2007

(afp_tickers)

El grupo aeronáutico europeo Airbus tendrá que explicar las condiciones de venta de aviones de combate Eurofighter a Austria en 2003, un controvertido contrato salpicado desde hace años por sospechas de fraude y corrupción, anunció este jueves el ministerio de Defensa austríaco.

"Presentaremos una denuncia ante la justicia contra Airbus", declaró a AFP Michael Bauer, portavoz del ministerio austríaco de Defensa, al término de una investigación abierta en 2012 y cuyos resultados debían presentarse este jueves.

Según la agencia de prensa austríaca, APA, Viena prevé reclamar una indemnización de "millones" de euros al consorcio europeo, acusado de haber manipulado el precio de los aviones.

"No sabemos en qué pruebas se basa" la decisión del gobierno austriaco, reaccionó Airbus en una declaración enviada a la AFP.

El grupo, que asegura no tener "ningún detalle" de la denuncia, afirma haber colaborado en los últimos años con las autoridades, "por ejemplo, mediante (sus) propias investigaciones".

Las sospechas de corrupción en torno a este contrato millonario, concluido en julio de 2003 entre el gobierno del canciller conservador Wolfgang Schüssel y EADS Alemania, han estado presentes en la vida política austríaca durante años.

Negociado pese a las críticas del partido de extrema derecha FPÖ, socio de coalición con Schüssel, el contrato fijaba la venta de 18 aviones Eurofighter Typhoon por 2.000 millones de euros.

Al final, la presión de la opinión pública, en un país neutral donde el precio y la necesidad de esta inversión fue vivamente contestado, el contrato se renegoció y reducido a 15 aparatos por 1.700 millones de euros.

El jefe de la fuerza aérea austríaca, el general Erich Wolf, fue sancionado en 2007 porque su esposa había aceptado alrededor de 90.000 euros de un miembro de un grupo de cabildeo de EADS, que luego se convirtió en Airbus.

- Rectificación fiscal -

Sin embargo, las fiscalías de Viena y Múnich (sur de Alemania) abrieron una nueva investigación en 2012. En este contexto, Airbus indicó a finales de enero haber aceptado un procedimiento de rectificación fiscal en Alemania relativo a esta venta de aviones.

Según el diario Süddeutsche Zeitung y las cadenas NDR y WDR, este procedimiento se debe al "pago dudoso de 90 millones de euros", que el fisco alemán se niega a contabilizar como costes de explotación.

Lanzado en 2003, el Eurofighter Typhoon es construido por un consorcio europeo formado por el grupo franco-germano-español de defensa EADS, el británico BAe Systems y el italiano Alenia (grupo Finmeccanica). En un primer momento, Viena quería comprar 24 ejemplares pero acabó encargando 18 por cuestiones de presupuesto.

En la puja también participaron el consorcio europeo en lugar de por el estadounidense Lockheed Martin, que propuso la venta de 30 aviones de combate F-16 A/B por 1.100 millones de euros, y el sueco Saab, que ofreció 24 cazabombarderos JAS-39 Gripen por 2.150 millones de euros.

En agosto de 2002, una consulta popular contra esta compra de aviones de combate, apoyada por el FPÖ, recabó 624.720 firmas, es decir, el 10,65% de los inscritos en las listas electorales.

Con 559 aviones vendidos a finales de 2015, el Eurofighter Typhoon se presenta como el programa de equipamiento militar más importante de Europa. Genera cerca de 100.000 empleos, repartidos en en 400 empresas, según Airbus.

En septiembre de 2015, el consorcio anunció la venta de 28 aparatos a Kuwait. Alemania, Reino Unido, Italia, España, Arabia Saudí y Omán también cuentan con él.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP