AFP internacional

El ministro de Deportes de Brasil,Leonardo Picciani, durante una entrevista con la AFP el 18 de mayo de 2016 en Brasilia

(afp_tickers)

El ministro de Deportes del gobierno interino de Brasil, Leonardo Picciani, suspendió una subvención de 150 millones de reales (USD 43,4 millones) dirigida a proyectos de alto rendimiento como legado de los Juegos de Rio-2016, informó este martes la prensa local.

"El Ministerio de Deportes suspendió el último miércoles la Convocatoria Pública destinada a la selección de propuestas de apoyo financiero a proyectos dirigidos al desarrollo del deporte de alto rendimiento", confirmó a la AFP la asesoría de prensa de la cartera en una nota.

La medida ahora congelada fue aprobada el pasado 11 de mayo por la presidenta Dilma Rousseff, quien al día siguiente sería suspendida por el Senado durante 180 días para realizarle un juicio político por supuesto maquillaje de las cuentas públicas.

A partir de entonces, su exvicepresidente y ahora enemigo, Michel Temer, asumió el poder de forma interina y nombró a Picciani como nuevo ministro de Deportes, el tercero que suma Brasil desde que comenzó su convulso año olímpico.

La retirada de las subvenciones "está en conformidad con la decisión ya anunciada por el ministro Leonardo Picciani de reevaluar contratos y actos administrativos de la cartera", explicó el ministerio a la AFP.

"La suspensión del decreto no afecta a la preparación de los atletas para los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos de Rio 2016", concluyó la nota.

Aunque el ministerio no precisó qué federaciones se verán afectadas por la retirada de las ayudas, algunas como la de Atletismo (CBAT) o la de Deportes acuáticos (CBDA) ya afirmaron estar "preocupadas" sobre sus presupuestos para los próximos meses, según informó el diario deportivo Lance!.

De cumplirse los plazos iniciales fijados por el Senado, la resolución del juicio de destitución a Rousseff podría llegar a mediados de agosto, en plenos Juegos Olímpicos.

afp_tickers

 AFP internacional