AFP internacional

El comisario europeo para Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, dialoga con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble (i), tras una reunión del ECOFIN en Bratislava el 9 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

La Comisión Europea dijo está sábado estar dispuesta a hacer progresar "antes de finales de año" las negociaciones con los diez países de la UE favorables a una tasa sobre las transacciones financieras, un viejo debate que parece encallarse.

"Espero que haya progresos antes de finales de año", declaró en una rueda de prensa el comisario europeo para Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, al término de una reunión de los ministros de Finanzas de la Unión Europea en Bratislava.

El proyecto de un impuesto a las transacciones financieras, una especie de 'tasa Tobin del siglo XXI', fue inicialmente propuesto por el Ejecutivo europeo en 2011 para paliar los fallos de los mercados financieros, que hundieron al mundo en una crisis en 2008.

Como el proyecto no prosperaba entre los miembros de la Unión Europea, hace más de tres años una decena de países decidió avanzar en la elaboración de este gravamen al margen del bloque.

El ministro austríaco de Finanzas, Hans Jörg Schelling, que preside las negociaciones de los diez, advirtió de que abandonaría este encargo si, en octubre, no alcanzan un acuerdo.

En junio, estos diez países -Francia, Alemania, Bélgica, Portugal, Austria, Eslovenia, Grecia, España, Italia y Eslovaquia- decidieron prolongar hasta septiembre sus discusiones.

Pero Bélgica parece no tenerlo claro, según Schelling y su homólogo francés, Michel Sapin.

"Bélgica teme que esta tasa afecte a los fondos de pensiones y quiere saber qué impacto tendrá en la economía real", añadió el responsable austríaco.

afp_tickers

 AFP internacional