AFP internacional

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, escucha un discurso en una cumbre en Pekín el 13 de julio de 2016

(afp_tickers)

La Comisión Europea retiró este viernes una polémica propuesta para poner fin a los cargos por 'roaming' en Europa en junio de 2017, a solicitud de su presidente, Jean-Claude Juncker que pidió una nueva versión más ambiciosa.

El texto, presentado el lunes, fijaba un umbral mínimo: limitaba a 90 días anuales la desaparición de los cargos por itinerancia para los consumidores.

Fue inmediatamente criticado -a la vez por la prensa y por diputados europeos- por su falta de ambición, más de un año después de que la Comisión anunciara la supresión de los cargos para 2017.

"Los servicios de la Comisión, por instrucción del presidente Juncker, retiraron su proyecto y trabajan en una nueva versión", precisó el organismo. En esa nueva versión se "busca algo mejor", explicó este viernes un portavoz de la Comisión, Alexander Wirtenstein, en rueda de prensa.

Según una fuente europea, "las reacciones a la propuesta motivaron la decisión del presidente" Juncker.

Al fijar la supresión de los cargos de itinerancia ('roaming' en inglés) a 90 días anuales, Bruselas pretendía proteger a los operadores de telefonía móvil contra eventuales abusos de los consumidores.

Por ejemplo, evitando que un usuario adquiriera una tarjeta SIM en un país donde las tarifas son más bajas para utilizar su teléfono todo el año en otro país.

Estos límites de tiempo son "por supuesto un mínimo", subrayó el lunes Nathalie Vandystadt, portavoz de la Comisión Europea, por lo que nada impedía que los operadores ofrecieran tarifas ilimitadas o un gran volumen de datos en Europa todo el año, como ya ocurre en algunos países.

El texto retirado, elaborado tras una consulta pública, todavía tenía que ser debatido con los Estados miembros, antes de una adopción prevista el 15 de diciembre.

- Una iniciativa rara -

La iniciativa de Juncker es considerada inusual en el seno de la Unión Europea, donde las propuestas de textos, sobre todo los más técnicos como éstos, evolucionaban a menudo en función de las consultas entre la Comisión, los comités de expertos y los representantes de los Estados miembros.

"Que quede claro, los cargos por itinerancia van a quedar totalmente abolidos en junio de 2017", insistió Winterstein, que se abstuvo no obstante de dar el menor detalle sobre las modificaciones esperadas.

"Tendremos rápidamente nuevas noticias al respecto en la próxima semana (cuando el Parlamento Europeo se reúne en sesión plenaria en Estrasburgo), es una semana muy apropiada" prometió el portavoz.

Se espera que Juncker pronuncie el miércoles por la mañana su muy esperado discurso anual sobre el estado de la Unión Europea.

"Esperamos que haya (...) una posición fuerte", reaccionó por su lado en un comunicado Manfred Weber, el presidente del grupo del Partido popular europeo (PPE, centroderecha y derecha) en el Parlamento.

Entre las pistas a explorar figura la posibilidad de tener en cuenta las necesidades más específicas, como las de los estudiantes, de los políticos o de los periodistas, según una fuente europea. Por ejemplo, los trabajadores fronterizos estaban ya excluidos del texto inicial.

afp_tickers

 AFP internacional