AFP internacional

El ministro de Hacienda de Argentina, Alfonso Prat-Gay, en un acto en París el 3 de junio de 2016

(afp_tickers)

El empleo privado formal en Argentina cayó en abril cuando se produjeron 42.000 despidos, lo que representa una baja del 0,7% en relación al mismo mes del año anterior, según estadísticas del Ministerio de Trabajo.

Los sectores donde se registró el mayor impacto fueron los de la Construcción (-10,7%) e Industria Manufacturera (-1,4%), según el informe de la Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios laborales de la cartera.

De acuerdo al estudio, el empleo privado registrado tuvo un leve repunte en febrero y desde entonces viene con una caída sostenida.

La caída del empleo privado fue en abril del 0,8% respecto a marzo.

Las estadísticas dejan a un lado la situación de los trabajadores no registrados en Argentina, economía informal donde se estima trabaja cerca del 35% de la fuerza laboral.

Según el estudio se contabilizaron en abril unos 6,2 millones de asalariados registrados en Argentina. La población económicamente activa es de unos 17 millones de personas.

El gobierno admitió que desde que asumió el presidente Mauricio Macri el 10 de diciembre el Estado despidió a unos 11.000 empleados.

Las cinco centrales obreras se unieron por primera vez en abril en una gigantesca marcha de protesta en apoyo a la ley antidespidos, sancionada por el Congreso controlado la oposición.

Pero Macri la ignoró y vetó la ley bajo el argumento de que era una norma innecesaria que iba en contra de la necesidad del gobierno de promover inversiones.

La economía sufre el embate de una inflación sostenida impulsada por el impacto del alza brusca de tarifas de los servicios esenciales, como transporte, electricidad, agua, gas y combustibles, que llegaron al 700% con picos de hasta 2.000%.

Macri aseguró que la situación económica mejoraría a partir del segundo semestre de este año, aunque aclaró que el arribo de la bonanza será "un camino largo".

"Dije que el segundo semestre iba a ser mejor que el primero, no dije que la Argentina iba a estar con todos sus problemas resueltos en el segundo semestre. Este es un camino largo, las cosas no pasan de un día para el otro", advirtió el mandatario la semana pasada.

afp_tickers

 AFP internacional