AFP internacional

Combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias vigilan el bastión del grupo Estado Islámico (EI) Manbij, asediada ahora por fuerzas apoyadas por EEUU, cortando su principal ruta de abastecimiento, el 10 de junio de 2016

(afp_tickers)

Unos 600 civiles consiguieron huir este domingo de Manbij, feudo del grupo yihadista Estado Islámico (EI), con la ayuda de fuerzas apoyadas por Estados Unidos que asedian esta ciudad del norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Decenas de miles de personas se hallaron atrapadas esta semana en esta ciudad después que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza entre combatientes kurdos y árabes, cortaran las carreteras en torno a este vital punto para el EI entre Siria y Turquía.

"Cerca de 600 civiles huyeron de Manbij a pie y llegaron a las posiciones de las FDS en la entrada sur de la ciudad", dijo a AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Según el OSDH que cita fuentes locales, la población que permanece bloqueada vive bajo el miedo de los bombardeos de la coalición internacional liderada por Washington.

La batalla para recuperar Manbij, en la que las FDS han conquistado unos 80 pueblos, dejó al menos 292 muertos -223 yihadistas, 28 combatientes de las FDS y 41 civiles, la mayoría de éstos víctimas de los bombardeos aéreos-, según el OSDH.

El enviado especial del presidente estadounidense, Barack Obama, ante la coalición antiyihadista, Brett McGurk, calificó Manbij de plataforma del EI hacia Europa, donde el grupo yihadista ha reivindicado varios cruentos atentados.

La guerra en Siria ha dejado más de 280.000 muertos en más de cinco años y ha obligado a millones de personas a abandonar sus hogares.

afp_tickers

 AFP internacional