AFP internacional

Unos refugiados y migrantes muestran unas carcasas vacías lanzadas por los soldados macedonios el 11 de abril de 2016 en el campamento de Idomeni, en Grecia

(afp_tickers)

Al menos 700 refugiados abandonaron a bordo de nueve autobuses el campamento de Idomeni, en la frontera greco-macedonia, desde los incidentes violentos del fin de semana, y fueron llevados a centros de acogida en el norte de Grecia, indicaron este martes fuentes coincidentes.

"El lunes, siete autobuses con 300 personas salieron de Idomeni", donde siguen acampando más de 11.000 personas en condiciones miserables a la espera de una eventual reapertura de la frontera, indicó la fuente a la AFP.

Según un periodista de la AFP, otros ocho autobuses con cerca de 400 refugiados partieron este martes por la mañana y por la tarde.

La ONG Liberación de los niños cristianos y yazidíes de Irak indicó a la AFP que se ha encargado de enviar a cien personas a un centro de acogida cerca de Veria, en el norte de Grecia.

Liene Veide, responsable del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Idomeni, dijo a la AFP que cada vez son más los refugiados que "desean abandonar" este lugar.

"Los refugiados no se sienten ni cómodos ni seguros después de los últimos incidentes. Por eso hay que abrir más campos lo antes posible", añadió en unas declaraciones a la AFP.

El domingo, unos 260 refugiados resultaron heridos por los gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas macedonias. Según fuentes griegas y de Médicos Sin Fronteras (MSF), la policía macedonia disparó con balas de plástico cuando un grupo de migrantes trató de forzar la frontera.

El Gobierno griego denunció enérgicamente el uso de la fuerza por parte de Macedonia, que a su vez atribuyó la responsabilidad del desorden a las autoridades griegas y negó haber usado balas de goma.

Por otro lado, otros 1.050 migrantes que desde hace semanas acampan ante los terminales del puerto de El Pireo, cerca de Atenas, aceptaron el lunes irse a un centro de acogida cercano, en Skaramangas, según una fuente gubernamental. No obstante, en ese puerto seguían acampando este martes 3.800 personas.

afp_tickers

 AFP internacional