AFP internacional

Un tirador ucraniano vigilando su posición en el frente de la región de Lugansk, el 27 de agosto de 2015

(afp_tickers)

Cinco soldados ucranianos y dos rebeldes prorrusos murieron en combates en el este de Ucrania, el segundo peor balance en 24 horas desde principios de año, anunciaron este domingo el ejército ucraniano y las autoridades separatistas.

"En el curso de las últimas 24 horas, cinco soldados ucranianos murieron y otros cuatro resultaron heridos", declaró a los periodistas un portavoz militar, Oleksandre Motuzianyk.

Los combates se concentran en torno a las localidades de Avdiïvka y Opytné, cerca del bastión rebelde de Donetsk, añadió el portavoz.

Por su parte, el responsable separatista Eduard Basurin anunció la muerte de dos rebeldes prorrusos durante los enfrentamientos con el ejército ucraniano, y confirmó que la situación es de tensión en Avdiïvka.

"Unos 30 ucranianos equipados con morteros y blindados intentaron un asalto que nosotros repelimos", dijo a la AFP.

El ejército había informado de la muerte de siete soldados el martes, la peor jornada desde principios de año en el este ucraniano.

Kiev anunció el sábado que un soldado había muerto en enfrentamientos con los rebeldes en la ciudad de Mariupol, controlada por las fuerzas progubernamentales.

"La situación se está degradando rápidamente", aseguró otro portavoz militar, Andrei Lysenko.

El lunes, los dirigentes de Francia, Alemania, Rusia y Ucrania llamaron a la aplicación de los acuerdos de paz de Minsk, que incluyen un alto el fuego, "lo antes posible".

Ucrania vive desde hace dos años un conflicto que opone a las fuerzas gubernamentales y a separatistas prorrusos, apoyados, según Kiev y Occidente, por Moscú.

El enfrentamiento ha dejado cerca de 9.300 muertos y más de 1,5 millones de desplazados desde su inicio en abril de 2014.

afp_tickers

 AFP internacional