AFP internacional

El líder del partido laborista británico en la oposición, Jeremy Corbyn, durante un discurso sobre el referéndum de permanencia en la Unión Europea, el 14 de abril de 2016 en Londres

(afp_tickers)

El líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, prometió este jueves que hará campaña a fondo a favor de que el Reino Unido siga en la UE, después de ser acusado de tibieza en este tema por razones estratégicas.

Corbyn, que se ha opuesto a la Unión Europea durante gran parte de su vida por considerarla demasiado mercantil y que ahora la ve como una garantía para los trabajadores frente al Gobierno conservador, salió en respuesta a la preocupación de muchos europeístas de su partido que lo acusaban de no estar implicándose lo suficiente para ganar el referéndum del 23 de junio.

"No os preocupéis, nos vais a ver mucho" en la campaña, dijo el líder de la oposición en un acto en la Universidad de Londres. "No hacemos nada sin entusiasmo, no hay falta de entusiasmo en nuestra campaña", se defendió Corbyn, que en el precedente referéndum de 1975, como una parte importante del Partido Laborista, votó en contra de seguir en la UE.

"He asistido a varias reuniones con el Partido Socialista de los europeos, he tenido largas conversaciones con primeros ministros y líderes de partidos de toda Europa", se defendió.

De este modo, Corbyn respondía a declaraciones como las de la diputada laborista Alison McGovern, de un área industrial del norte de Inglaterra, Wirral South, que afirmó el miércoles que los empleos en su zona dependen de seguir en la UE y que "el líder del Partido Laborista tiene que encabezar" los esfuerzos.

- Como en Escocia, Cameron necesita a los laboristas -

El referéndum de independencia de septiembre de 2014 en Escocia todavía escuece en las filas laboristas. Ante la impopularidad de los conservadores del primer ministro David Cameron en la región del norte, laboristas como Gordon Brown y Alistair Darling encabezaron exitosamente la campaña para que Escocia siguiera en el Reino Unido pero pagaron su asociación con los 'tories' con una espectacular caída en su antiguo feudo.

Este, y el placer (y los beneficios electorales) de ver a los conservadores destripándose por un tema que los divide, son los motivos más citados por los analistas para explicar la timidez laborista en la campaña para el referéndum de la UE, que arranca oficialmente el viernes.

Sin embargo, sin la movilización laborista, y en especial el voto de los jóvenes, es difícil que el Reino Unido siga en la UE. Un sondeo publicado este jueves en The Times revela que los británicos se fían más de Corbyn que de Cameron en este asunto, y el campo de la salida y el de la permanencia están empatados con un 39% de las intenciones de voto.

El índice de participación será esencial, aseguró Joe Twyman, del instituto de sondeos YouGov. "Si es del orden del 30%", como en precedentes referendos, "ganará la salida de la UE porque las únicas personas que habrán ido a votar son aquellas para las que es verdaderamente importante" abandonar el bloque. Por el contrario, un 60% de participación daría la victoria a los europeístas.

- La UE de hoy es mejor a la de 1975 -

Corbyn animó a los jóvenes a votar el 23 de junio y dijo que la UE de ahora es mejor que la de 1975, que se llamaba Comunidad Económica Europea y tenía 9 miembros, en vez de los 28 de ahora.

"En contraste con hace cuatro décadas, la UE de hoy en día reúne a la mayoría de los países de Europa y ha desarrollado importantes salvaguardas para el empleo, el medio ambiente y el consumo", dijo en su discurso. "He sido crítico a lo largo de los años con muchas decisiones tomadas por la UE, y sigo siendo crítico con sus defectos (...) Europa tiene que cambiar, pero ese cambio sólo llegará trabajando con nuestros aliados en la UE. Es perfectamente posible ser crítico y estar convencido de que necesitamos seguir siendo miembros". "No puedes construir un mundo mejor sin confraternizar con el mundo", estimó.

afp_tickers

 AFP internacional