AFP internacional

El presidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís el 7 de abril de 2016 en San José, Costa Rica

(afp_tickers)

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, inició el jueves una visita a Roma donde se entrevistó con su homólogo italiano Sergio Mattarella, antes de ser recibido el viernes por el papa Francisco, a quien invitará a su país.

En una conferencia de prensa el jueves, Luis Guillermo Solís invitó a Italia a invertir en Costa Rica, mencionando sectores florecientes del país centroamericano, como el turismo o la industria high-tech.

"Las relaciones comerciales entre los dos países son muy maduras y desde muchos años", afirmó Solís. "Hoy Italia es el cuarto destino de las exportaciones costarricences a la Unión Europea y por tanto consideramos que tiene un alto potencial como destino de nuestros productos", agregó.

El mandatario se refirió en especial a unos productos que no están hoy "en el mapa comercial italiano, que se centra en la importación de fruta fresca de Costa Rica".

El encuentro con el papa Francisco el viernes en el Vaticano, es el otro punto destacado de la visita del presidente de Costa Rica, país de 5 millones de habitantes, en su gran mayoría católicos.

"La preocupación permanente de Su Santidad por el ambiente, por el cambio climático, por la defensa de la naturaleza que tenemos que preservar pero también utilizar en favor de la gente, es una preocupación importante de mi país a lo largo de las últimas décadas", señaló Solís.

"El Santo Padre y nosotros tenemos una preocupación común por un mundo más pacífico, un mundo más justo" y esta era "una ocasión para invitar el papa en Costa Rica", puntualizó el mandatario.

afp_tickers

 AFP internacional