AFP internacional

El jugador de la selección alemana de fútbol, Jerome Boateng, durante un entrenamiento el 25 de mayo de 2016 en Ascona

(afp_tickers)

Una polémica estalló en Alemania este domingo después de que la derecha populista profiriera por segunda vez en unos días críticas de carácter racista contra los jugadores internacionales de la Mannschaft de origen extranjero.

El vicepresidente del partido Alternativa por Alemania (AfD), Alexander Gauland, criticó a uno de los referentes del equipo, el defensa central del Bayern Múnich Jerome Boateng, estimando en la edición dominical el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung: "La gente le aprecia como jugador. Pero no quieren tener a Boateng como vecino".

Jerome Boateng, que disputará la Eurocopa de Francia con la Mannschaft, desciende por parte de padre de Ghana.

A comienzos de semana, varios miembros del movimiento de extrema derecha alemán Pegida habían suscitado la controversia atacando en internet a los jugadores del equipo nacional de origen inmigrante, como Boateng,

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Alexander Grindel, denunció el domingo la última salida de tono de AfD sobre Jerome Boateng, considerando "de mal gusto" buscar "instumentalizar con fines políticos" la popularidad del jugador y del equipo nacional.

Jerome Boateng es "un jugador excepcional y un hombre formidable, (...) y que constituye un ejemplo para muchos jóvenes", añadió.

El director de la selección alemana, Oliver Bierhoff estimó por su parte que "no es la primera vez que nos encontramos con esas declaraciones", que "desacreditan" a sus autores.

afp_tickers

 AFP internacional