AFP internacional

Un soldado jornado frente a refugiados sirios que acababan de llegar al campamento fronterizo de Hadalat, en el lado jordano, el 4 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Varios convoyes con comida y medicamentos entraron este miércoles en dos ciudades rebeldes cercanas a Damasco y asediadas desde 2012, indicó a la AFP el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Las ciudades de Zamalka y Erbin, situadas a unos diez kilómetros al este de la capital, no habían recibido ayuda humanitaria de la ONU, al contrario de otras 16 localidades asediadas del país.

El CICR indicó que los convoyes, preparados por la ONU junto a la Media Luna Roja siria (SARC), estaban formados por 37 camiones con comida, harina y kits de higiene para los habitantes.

El coordinador humanitario de la ONU en Siria, Yaacoub al Helou, se felicitó de ver finalmente llegar las ayudas a estas dos localidades totalmente aisladas.

"Es una jornada memorable, porque por primera vez desde noviembre de 2012, es decir desde hace unos cuatro años, somos capaces de hacer entrar convoyes conjuntos de la ONU, el CICR y la SARC a estas dos ciudades, donde viven 20.000 personas", indicó a la prensa Al Helou.

"En lo que va de año, las agencias de la ONU, del CICR y del SARC han podido llevar ayuda a 18 sectores asediados en el largo conflicto sirio", añadió.

Según la ONU cerca de 592.000 personas viven en estas 18 ciudades asediadas de Siria. "Hay que levantar los asedios en todas las regiones. Rechazamos el asedio como táctica de guerra", reclamó el coordinador humanitario.

- Coche bomba en Tall Abyad -

Por otra parte, al menos diez personas murieron y nueve resultaron heridas este miércoles en la explosión de un coche bomba en Tall Abyad, una ciudad siria fronteriza con Turquía controlada por la coalición árabo-kurda Fuerzas Democráticas Siria (FDS), informó una oenegé.

"Una gran explosión sacudió el miércoles la localidad de Tall Abyad, causando la muerte de diez personas, entre ellas dos guardias kurdos", indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El balance de muertos podría aumentar debido a que la explosión también dejó nueve heridos, varios de ellos graves, indicó el OSDH.

La localidad de Tall Abyad, situada en la provincia de Raqa, bastión del Estado Islámico (EI), fue conquistada en 2015 por las milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG).

Las YPG son la principal fuerza de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

afp_tickers

 AFP internacional