AFP internacional

Unos miembros israelíes del servicio de rescate de Magen David Adom esperan junto a unas camillas después de que un aparcamiento subterráneo se derrumbara el 5 de septiembre de 2016, durante una obra en el vecindario de Ramat Hahayal, en Tel Aviv

(afp_tickers)

El desplome este lunes de un aparcamiento subterráneo en construcción en el noreste de Tel Aviv causó dos muertos y 23 heridos, informaron los socorristas, que intentaban salvar a cinco personas presuntamente atrapadas bajo los escombros.

Los equipos de salvamento informaron de que detectaron signos de vida de dos víctimas en las ruinas del parking, según la policía, pero la prensa aseguró que el contacto se había interrumpido con una de ellas, que presumiblemente habría muerto.

Varios de los heridos lograron salir por sí mismos de entre los escombros, mientras que cinco personas fueron rescatadas, según un comunicado del ejército, que envió a 300 soldados para participar en las tareas de búsqueda

El lugar quedó convertido en un enorme cráter con el fondo cubierto de arena y de cascotes de entre los cuales emergían pilares de hormigón y barras metálicas.

En las imágenes transmitidas por la televisión se ve a los conductores de ambulancias evacuar en una camilla a dos heridos inertes y cubiertos de polvo.

Los perros, algunos de ellos de unidades militares especializadas en la búsqueda de desaparecidos, recorrían los escombros del aparcamiento subterráneo de cuatro plantas.

El director general de los servicios de rescate, David Magen Adom, dijo que la búsqueda se extendería dos días.

Por el momento, se desconocen las circunstancias del derrumbe, ocurrido en el barrio de Ramat Hahayal, aunque la policía ha descartado la hipótesis de un atentado.

El hospital Ichilov, situado cerca del lugar del accidente, se encuentra en emergencia máxima, informó una fuente médica.

"Cuando llegué, vi a muchos heridos que estaban todavía conscientes y que salieron de entre los escombros por sus propios medios", afirma Moshe Levy, un cooperante de la organización de socorro United Hatzalah.

"El tejado de un aparcamiento parece haberse derrumbado. Mientras algunos miembros de nuestra unidad de ambulancias atendían a los heridos en el lugar, nos avisaron de que había desaparecidos, probablemente bloqueados bajo los escombros", dijo, citado por United Hatzalah.

Israel posee uno de los índices de accidentes más elevado del mundo occidental en el sector de la construcción, dos veces más alto que el promedio europeo, según un informe del Ministerio de Economía y Seguridad Social publicado en mayo en la prensa.

Entre 2000 y 2015 murieron 480 personas en obras de construcción, señala.

El ministro de Trabajo palestino, Mamun Abu Shahla, afirmó que entre los muertos y heridos podría haber palestinos, pero Israel no se ha pronunciado al respecto.

Unos 58.000 palestinos tienen permisos para trabajar en Israel y miles lo hacen de forma ilegal.

afp_tickers

 AFP internacional