AFP internacional

Bombas de extracción de petróleo el 21 de enero de 2016 en Midland, Texas

(afp_tickers)

Los stocks de crudo de Estados Unidos se redujeron inesperadamente la semana pasada, dijo el miércoles el departamento de Energía.

En la semana terminada el 12 de agosto, las reservas bajaron 2,5 millones de barriles a 521,10 millones. Analistas preveían en la agencia Bloomberg un alza de 950.000 barriles y la organización profesional API una disminución de un millón de barriles.

Pese a ello, las reservas estadounidenses de crudo son 14,2% superiores a las de la misma semana del año pasado.

También bajaron los inventarios de gasolina en 2,7 millones de barriles. Esa caída es mayor a la prevista por los analistas de Bloomberg (1,7 millones) y contradice a la API que esperaba que los stocks de gasolina subieran 2,2 millones.

Las reservas de destilados, como el gasoil o el aceite de calefacción, aumentaron 1,9 millones de barriles. En Bloomberg se había calculado una caída de 600.000 barriles y la API preveía un aumento de 2,4 millones.

La producción, que había bajado la semana pasada, aumentó 152.000 barriles por día a 8.597 millones.

Las reservas de la terminal de Cushing, que sirven de referencia para cotizar el crudo transado en Nueva York, mermaron en 800.000 barriles a 64,5 millones.

afp_tickers

 AFP internacional