AFP internacional

Dos soldados de EEUU saludan durante una ceremonia de homenaje en el Cementerio Americano de Manila con motivo de la visita de Ashton Carter, este jueves 14 de abril en la capital de Filipinas

(afp_tickers)

EEUU y Filipinas han efectuado patrullas navales conjuntas en el mar de China Meridional, zona estratégica para el comercio mundial donde Pekín mantiene un diferendo fronterizo con los países ribereños, anunció este jueves en Manila el secretario de Defensa norteamericano, Ashton Carter.

El secretario indicó también que su país ha posicionado temporalmente en el archipiélago aliado 275 soldados, y medios aéreos, incluyendo cinco aviones de ataque A-10.

Dichos medios, que incluyen fuerzas especiales, están desplegados "hasta final de abril" y se espera que sean relevados luego por otros, según un responsable del Pentágono.

Pekín reclama la casi totalidad de la soberanía sobre el mar de China Meridional, lo que le ha granjeado disputas territoriales con Taiwán, Vietnam, Filipinas, Malasia y Brunéi.

Pekín ha llevado a cabo obras en el archipiélago de las Spratleys, y ha transformado arrecifes coralinos en puertos, pistas de aterrizaje e infraestructuras diversas.

Estos trabajos han sido denunciados por los países vecinos, que tienen reclamos superpuestos en la zona. Washington, preocupado por la "libertad de navegación" en la zona, también ha lanzado numerosas advertencias a Pekín.

En este contexto de tensión con China, Estados Unidos, firme aliado de Manila, acaba de firmar un acuerdo con Filipinas que le da acceso a cinco bases militares locales.

"La primera patrulla (conjunta) se produjo en marzo, y la segunda concluyó a comienzos de abril", indicó un comunicado del gobierno norteamericano. Las siguientes patrullas de buques de ambos países tendrán lugar "en el futuro de forma regular".

Durante su visita, Carter tiene previsto visitar una de las cinco bases abiertas al ejército estadounidense, la de Antonio Bautista, en la isla filipina de Palawan. Ésta se encuentra justo enfrente de las Spratleys.

Filipinas y EEUU están por otro lado concluyendo un ejercicio militar conjunto llamado "Balikatan" ("Hombro con hombro" en tagalo), en el que participan 4.400 militares norteamericanos, 3.000 filipinos y 80 australianos, según el Pentágono. Dichas maniobras estuvieron marcadas este jueves por el disparo de lanzacohetes múltiples móviles estadounidenses HIMARS.

afp_tickers

 AFP internacional