AFP internacional

El vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden durante una conferencia de prensa luego de una reunión con el primer ministro de Serbia Aleksandar Vucic el 16 de agosto de 2016 en Belgrado

(afp_tickers)

El vicepresidente estadounidense Joe Biden y el presidente ucraniano Petro Poroshenko expresaron su alarma por el deterioro de la situación en el este de Ucrania, durante una conversación telefónica, anunció la Casa Blanca el viernes por la noche.

Los dos dirigentes "expresaron su inquietud ante la intensificación de los combates en el este de Ucrania donde las violaciones del alto el fuego por las fuerzas separatistas prorrusas, que recurren a menudo a artillería pesada, están en su máximo nivel desde 2015" precisa la Casa Blanca.

Según Joe Biden, Estados Unidos "hace llegar a Rusia el mensaje de que el mundo está vigilante, y expresa la necesidad de que se apacigüe la situación". También pide moderación a Ucrania.

Biden y Poroshenko "recordaron la necesidad de una solución política y diplomática del conflicto mediante la aplicación, por todas las partes, de los acuerdos de Minsk" añadió la Casa Blanca.

Firmados en febrero de 2015 con la mediación de Francia y de Alemania y ante el presidente ruso Vladimir Putin, estos acuerdos prevén un alto el fuego asociado a medidas políticas, económicas y sociales para poner fin al conflicto.

En los últimos días, Rusia ha acusado a Ucrania de querer desestabilizar Crimea, península ucraniana que Moscú se anexionó en marzo de 2014, y de preparar "actos de terrorismo" en esta región.

Como respuesta, Ucrania ha puesto a sus tropas en estado de alerta roja a lo largo de la línea de demarcación con Crimea y en el este del país.

Kiev ha rechazado las acusaciones de Moscú y denunció además un "pretexto para nuevas amenazas militares" rusas.

El presidente ucraniano Poroshenko dijo el jueves que no podía descartar una invasión rusa "a gran escala".

Sin embargo el Pentágono minimizó el viernes los rumores sobre una invasión rusa de Ucrania, alegando que las tropas rusas suplementarias cerca de la frontera se debían a ejercicios militares ordinarios.

afp_tickers

 AFP internacional