AFP internacional

Michael Gove habla en presencia de Boris Johnson durante una rueda de prensa que dieron en Londres el pasado 24 de junio, al día siguiente del referendo sobre la Unión Europea

(afp_tickers)

El ministro británico de Justicia, Michael Gove, uno de los líderes pro-Brexit, anunció este jueves que optará a suceder a David Cameron como líder conservador y primer ministro, golpeando así las aspiraciones de Boris Johnson.

Falta por ver si Johnson, que todavía no había hecho oficial su candidatura, la presenta antes de que se cierre el plazo a mediodía, o si renuncia a la pelea con su viejo aliado, además de con la parte del partido que le quiere pasar factura por haber acabado con la carrera de David Cameron.

La fractura en el campo Brexit despeja el camino a la ministra del Interior, Theresa May, partidaria de la UE pero poco expuesta durante la campaña, que hizo también oficial su candidatura.

Gove afirmó, en un comunicado, que "Boris no puede aportar el liderazgo" necesario para los desafíos que se avecinan, como negociar la ruptura con la Unión Europea, por lo que decidió sumarse a la carrera.

Se había especulado con que Gove sería el número 2 de la candidatura de Johnson tras haber actuado de escudero del exalcalde de Londres durante la campaña del referéndum sobre la Unión Europea celebrado el 23 de junio.

"He dicho repetidamente que no quería ser primer ministro. Ésa fue siempre mi opinión. Pero los acontecimientos desde el pasado jueves han tenido un gran peso en mí", explicó Gove en el comunicado.

"En particular, quería ayudar a construir un equipo para Boris Johnson, de modo que un político que defendió la salida de la Unión Europea nos liderara hacia un futuro mejor", continuó.

"Pero he llegado, a regañadientes, a la conclusión de que Boris no puede aportar el liderazgo o construir el equipo para la tarea que se avecina", sentenció Gove.

El miércoles, la mujer de Gove le advirtió de que fuera con cuidado con Boris Johnson, en un mensaje electrónico que envió por error a otras personas y que acabó haciéndose público.

- Theresa May: Brexit es Brexit y no hay marcha atrás -

Por su parte, May anunció también su candidatura, asegurando que es la persona ideal para "unir y gobernar en el mejor interés" del Reino Unido tras los últimos acontecimientos.

May prometió que, si gana, no adelantará las elecciones legislativas, previstas en 2020, y que esperará al año que viene a activar el artículo 50 de los tratados europeos para romper con la UE.

Eso sí, la ministra de 59 años, hija de un vicario, en el gobierno desde 2010, aseguró que no hay marcha atrás en la decisión de romper con la UE: "Brexit significa Brexit", aseguró, descartando un segundo referéndum o "una reingreso en la UE por la puerta trasera".,

El secretario de Estado de Trabajo y Pensiones, Stephen Crabb, anunció también que concurrirá a las elecciones primarias, y se espera que lo haga también el antiguo ministro de Defensa, Liam Fox.

Como hay más de un candidato, los diputados elegirán a dos finalistas. Ambos serán entonces sometidos al voto de los 150.000 afiliados. El 9 de setiembre se conocerá al nuevo líder conservador y primer ministro.

Un sondeo del instituto de opinión YouGov para el diario The Times, realizado entre 1.000 conservadores antes de conocerse la candidatura de Gove, colocaba a la ministra en cabeza de las intenciones de voto con un 36%, mientras Boris Johnson reúne 27% y los otros candidatos potenciales quedan lejos, con un 7%.

En caso de duelo entre los dos favoritos, May ganaría al exalcalde de Londres con bastante margen, por 55% a 38%, según la encuesta.

afp_tickers

 AFP internacional