AFP internacional

El copresidente del Deutsche Bank, Juergen Fitschen, abandona el tribunal en la ciudad alemana de Múnich tras las alegaciones en su juciio por falso testimonio el 25 de abril de 2016

(afp_tickers)

El copresidente de Deutsche Bank, Juergen Fitschen, fue absuelto de los cargos por falso testimonio tras una batalla legal con el extinto grupo de comunicaciones Kirch Media que comenzó en 2002, cuando el entonces máximo responsable de la institución cuestionó en una entrevista la solvencia del grupo.

"Tras un juicio que duró un año, podemos asegurar que las acusaciones no fueron probadas", dijo el juez que presidió la audiencia, Peter Noll.

Un tribunal regional de Múnich albergó el proceso contra Fitschen y otros cuatro altos directivos del banco estaban acusados de haber dado falso testimonio en uno de los juicios de Kirch contra el banco. Todos se habían declarado inocentes.

Las batallas en los tribunales del mayor banco alemán y el extinto gigante mediático comenzaron en febrero de 2002, cuando el entonces presidente de Deutsche Bank, Rolf Breuer, puso en duda públicamente su solvencia, en una entrevista con la cadena de televisión de información financiera Bloomberg. Dos meses después, el grupo Kirch Media se desmoronaba como un castillo de naipes.

Leo Kirch acusó a Rolf Breuer y al Deutsche Bank de su quiebra y presentó una querella en 2002 por violación de secreto profesional.

Los directivos estaban acusados de dar testimonios falsos en uno de los juicios contra el grupo con el objetivo de que la demanda fuera desestimada.

Si los directivos eran declarados culpables, se enfrentaban a sentencias de hasta 10 años de prisión, pero un veredicto negativo sobre todo habría sido un golpe mortal para el grupo, que busca limpiar su imagen tras varios litigios en los últimos años.

afp_tickers

 AFP internacional