AFP internacional

Unos tnauqes de almacenamiento de petróleo en la isla de Jurong, en Singapur, en una imagen del 20 de abril de 2016

(afp_tickers)

El petróleo cerró el viernes en leve alza por el debilitamiento del dólar pero sin conseguir cerrar una nueva semana de aumento de precios.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para junio subió 34 centavos a 44,66 dólares en Nueva York lo que lo hizo acumular en la semana una caída de casi 3%.

Este viernes, el petróleo interrumpió cuatro semanas consecutivas de alza.

En Londres, el barril de Brent para julio subió 36 centavos, hasta 45,37 dólares y cerró con una bajada del 4% en la semana.

A la baja en la apertura, los precios se reorientaron cuando el mercado vio que los resultados de abril del mercado laboral de Estados Unidos fueron más mediocres de lo previsto e interpretó que eso aumenta la oportunidad de que en junio la Reserva Federal evite subir las tasas de interés.

Esa interpretación hizo también bajar al dólar, moneda utilizada para las transacciones de materias primas en los diferentes mercados.

El debilitamiento del dólar favorece a quienes precisan esa moneda para comprar petróleo.

"Los datos del empleo de Estados Unidos hicieron bajar momentáneamente al dólar y desató una ola de compras debido a un retorno del apetito por el riesgo y eso terminó beneficiando" al crudo, precisó Fawad Razaqzada analista de City Index.

El mercado también saca provecho del desastre causado por incendios en un área canadiense rica en arenas bituminosas, una fuente no convencional de petróleo.

Y a eso se sumó que las interrupciones imprevistas en la producción de algunos países de la OPEP superaron los 2 millones de barriles por día en 2015.

Hacia el fin de la sesión, el precio confirmó su alza al tomar nota de que Estados Unidos redujo su cantidad de pozos activos.

afp_tickers

 AFP internacional