AFP internacional

Varias personas sin trabajo forman filas en el centro de Rio de Janeiro durante una feria laboral el 25 de mayo de 2016

(afp_tickers)

La desocupación en Brasil subió a 11,3% en el trimestre abril-junio, levemente por encima del periodo cerrado en marzo pero tres puntos por encima de los mismos tres meses del año pasado, informó el viernes el ente estatal de estadísticas.

En el trimestre marzo-mayo el desempleo fue de 11,2%, sin cambios respecto del trimestre cerrado en abril, pero con un agudo salto del 40,3% en la medición interanual.

Entre abril y junio del año pasado el desempleo fue de 8,3%, dijo el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El indicador, uno de los más sensibles para el humor social, refleja la persistencia de la crisis que sacude a la primera economía latinoamericana desde el año pasado y que sumó 497.000 personas en busca de empleo en este periodo, para totalizar una población desocupada de 11,6 millones de personas.

Respecto a igual periodo del año anterior, el aumento es de cerca de 3,2 millones de personas desempleadas.

Brasil terminó 2015 con una desocupación de 9%, muy por encima del 6,2% que registraba en diciembre de 2013, la menor tasa de toda la serie.

Tras un año tormentoso, en 2016 el país se encamina a su primer bienio recesivo desde la década del 30, con una inflación cercana a los dos dígitos y un rojo fiscal previsto en unos 48.000 millones de dólares.

Además el país está sumido en una crisis política que llevó a la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, acusada de manipular las cuentas públicas y reemplazada interinamente por su vice Michel Temer.

El desenlace de esa saga se produciría a fines de agosto, probablemente después de que terminen los Juegos Olímpicos de Rio-2016 que abrirán la próxima semana, del 5 al 21 de agosto.

Con una población de 204 millones de habitantes, Brasil tiene 166,1 millones de personas en edad de trabajar y una fuerza laboral activa de 102,2 millones.

afp_tickers

 AFP internacional