AFP internacional

Una bandera griega ondea sobre el Parlamento el 22 de mayo de 2016 en Atenas

(afp_tickers)

Un informe del FMI dijo este lunes que Grecia necesita una reducción sin condiciones de su deuda con los acreedores europeos para poder así recomponer su vigor financiero.

El análisis del FMI sobre la sostenibilidad señala también que el alivio de la deuda griega debe llegar a 2040 debido a las limitadas posibilidades de crecimiento económico significativo y de superávit fiscal.

Atenas enfrenta graves problemas para lograr siquiera la meta más mínima en las condiciones de la actual propuesta de reestructura de deuda que incluye un superávit presupuestal primario de 1,5%, según el informe.

"Un componente inicial de alivio de deuda sin condiciones es fundamental para dar una fuerte y creíble señal a los mercados sobre el compromiso de los acreedores oficiales en asegurar la sostenibilidad de la deuda", advierte el informe.

El informe proyecta lo que demandaría a Grecia controlar sus finanzas y restaurar el crecimiento económico a largo plazo, y cuestiona la posición, liderada por Alemania, de que Atenas se comprometa a reformas fiscales y estructurales más profundas para que sus acreedores europeos le alivien la deuda.

El informe fue divulgado un día antes que los ministros de Finanzas de la eurozona se reúnan en Bruselas para discutir sobre la reducción de la deuda griega y la reanudación del desembolso de préstamos.

El FMI ha dicho que solo aportará fondos propios para nuevos créditos a Grecia si el Eurogrupo reduce significativamente la carga del servicio de la deuda de ese país.

Dados los malos antecedentes de Grecia en cuanto al cumplimiento de las metas en los tres programas de rescate, el FMI dice que "entiende y apoya" la posición europea de que el socorro debe incluir reformas económicas.

"No obstante, el alivio de la deuda condicionado a la implementación de políticas no deberá ir más allá del período del programa", dijo en alusión a 2018; cuando debería concluir el programa de rescate de tres años.

El plan original de ese programa determinaba que Atenas alcanzase un superávit primario de 3,5% del PIB, que excluye gastos sobre la deuda.

Pero eso suponía que la economía del país volvería a tener un crecimiento firme; lo cual no ha ocurrido en momentos en que Europa crece lentamente y Grecia sigue sumergida en tormentas políticas.

La única manera de que Grecia pueda esperar a tener una posición fiscal sostenible y se oriente a una economía más sólida,según el FMI, es otorgarle un alivio a su deuda que incluya una expansión de su plazo de maduración, sustanciales postergaciones de pagos de intereses y capital y tasas de 1,5% hasta 2040.

afp_tickers

 AFP internacional