AFP internacional

Masood Ahmed, director del FMI para Medio Oriente y Asia Central, el 25 de mayo de 2010 en Dubái

(afp_tickers)

Las economías de los países petroleros del Golfo deben diversificar sus fuentes de ingresos y recortar el gasto para adaptarse a los bajos precios del crudo, indicó este lunes en una entrevista con la AFP el director regional del Fondo Monetario Internacional.

El crecimiento en los seis países del ámbito del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Catar, bajará este año a 1,8%, contra 3,3% en 2015, precisó el FMI.

"Con el mantenimiento de los precios bajos del petróleo (este año), vamos a asistir a una caída de los ingresos generados por las exportaciones de petróleo por más de 100.000 millones de dólares", declaró en una entrevista con la AFP el director regional del Fondo Monetario Internacional para Oriente Medio, Masood Ahmed.

Durante la presentación en Dubái del informe actualizado de las proyecciones económicas regionales, el funcionario advirtió que esto no solo tendrá consecuencias financieras sino también económicas.

Los precios del petróleo cayeron un 70% desde mediados de 2014 para operar en un nivel cercano a los 40 dólares por barril, dijo el FMI, que agregó que los mercados esperan un alza leve de los precios, hacia una cota de 50 dólares el barril hacia el final de la década.

La economía saudita, la mayor del mundo árabe, tendrá un crecimiento de 1,2% este año, frente a un 3,4% en 2015. El crecimiento de los Emiratos Árabe Unidos debería desacelerarse desde la expansión de 3,9% el año pasado a una cota de 2,4% en 2016.

El desplome de los precios del petróleo ha obligado a las monarquías del Golfo a tomar medidas sin precedentes como la reducción de las subvenciones de los carburantes y la implantación de nuevos impuestos indirectos.

Muchos proyectos fueron aplazados.

- Nuevos ingresos como el IVA -

"Deben adoptar las medidas a las que se comprometieron para recortar y ajustar sus gastos y encontrar (nuevos) ingresos como el IVA", dijo Ahmed, que estima que su aplicación sumaría 1,5 puntos al Producto Interior Bruto (PIB).

Este tipo de medidas necesitarán años para ser aplicadas y las autoridades deberán "ponerlas en marcha" de forma sostenible, dotándose del marco constitucional necesario, estimó.

Algunas monarquías pueden proceder por etapas, gracias al "cómodo excedente financiero" que acumularon en los años en los que el petróleo cotizaba alto, señaló Ahmed.

Además de un equilibrio de las cuentas, el sector privado debe seguir desarrollándose para crear empleo.

"El gran desafío es dinamizar el sector privado", dijo, destacando que también es prioritario que los jóvenes en estos países se dirijan al sector privado cuando busquen empleo, en lugar de optar a la función pública.

El funcionario del FMI reconoció que la diversificación de una economía petrolera "no es una tarea fácil".

"Veo esto como un desafío permanente en el futuro", declaró.

En tanto, el funcionario dijo que la indexación al dólar de las monedas de estos países les ha aportado estabilidad, en un momento en el que muchos factores, como el precio del crudo, tienen un comportamiento volátil.

afp_tickers

 AFP internacional