AFP internacional

Una imagen del presidente Recep Tayyip Erdogan, vista a través de una bandera turca durante una protesta contra el fallido golpe de Estado el 25 de julio de 2016 en la Plaza Kizilay de Ankara

(afp_tickers)

Cerca de 1.400 militares fueron destituidos el sábado en Turquía, entre ellos el consejero militar más cercano al presidente, Recep Tayyip Erdogan, acusados de estar implicados en el fallido golpe de Estado del 15 de julio, según un decreto oficial publicado este domingo.

El edecán de Erdogan, Ali Yazici, había sido detenidos cinco días después de la intentona.

Los militares fueron destituidos debido a sus supuestos vínculos con el movimiento del predicador Fethullah Gülen, al que el Gobierno califica de "terrorista" y acusa de haber organizado el intento de golpe.

Gülen, un exaliado de Erdogan que reside en Estados Unidos, niega cualquier participación en los hechos.

En total, 1.389 militares han sido destituidos, entre ellos el general Leven Turkkan, jefe del estado mayor de las Fuerzas Armadas.

La semana pasado, 149 generales, casi la mitad del generalato, así como 1.099 oficiales y 436 suboficiales, también habían sido destituidos.

Este domingo, el Gobierno decretó el cierre de todas las escuelas militares, una medida que apunta a retomar el control de la formación de los oficiales.

Por otra parte, los hospitales militares fueron colocados bajo la autoridad civil del Ministerio de Sanidad.

afp_tickers

 AFP internacional