AFP internacional

Una mujer sale de un supermercado tras comprar papel higiénico, el 13 de junio de 2016 en el barrio caraqueño de Petare

(afp_tickers)

La trasnacional de productos de higiene personal Kimberly-Clark anunció este sábado que suspendió indefinidamente sus operaciones en Venezuela por "el deterioro de las condiciones económicas y de negocio" en el país.

Kimberly-Clark explicó que la decisión se debe a "la carencia de divisas" para adquirir materia prima y "el rápido aumento de la inflación", factores que -señala- hacen "imposible operar", según un comunicado difundido por la firma de relaciones públicas Burson-Marsteller

La compañía estadounidense, fabricante de papel higiénico y pañales, entre otros productos, aclaró que "si las condiciones cambiasen", evaluará en el futuro "la viabilidad" de reanudar actividades.

La caída de los precios de los hidrocarburos ha agravado la crisis económica en Venezuela, reflejada en la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015 y proyectada en 720% por el FMI para 2016) y escasez de 80% en alimentos y medicinas.

La determinación de Kimberly-Clark, instalada en el país petrolero desde hace más de dos décadas, afectará de forma directa a un millar de trabajadores.

El gobierno venezolano mantiene desde 2003 un férreo control de cambio, que limita el acceso a moneda extranjera. Según el sector privado, la falta de divisas impide la adquisición de la materia prima y los insumos necesarios para sostener la producción.

En esas circunstancias, varias compañías internacionales han venido paralizando de forma temporal o indefinida sus operaciones.

En mayo pasado, debido a la falta de azúcar, Coca Cola suspendió gran parte de su producción, reanudada en junio. Igualmente, los grupos estadounidenses Kraft Heinz y Clorox detuvieron recientemente actividades.

Pero no solo se han visto afectadas empresas trasnacionales, pues el principal fabricante de cerveza de Venezuela, Polar, frenó entre abril y junio la producción de la bebida por falta de cebada.

Polar es, además, el mayor productor de alimentos del país.

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras -principal gremio empresarial venezolano- aseguró en mayo que "más del 85% de la industria tiene detenidos sus procesos de producción por falta de materia prima".

El presidente Nicolás Maduro acusa a la oposición y a los directivos de las corporaciones de fomentar la crisis, denunciando "una guerra económica" para generar caos y tratar sacarlo del poder.

afp_tickers

 AFP internacional