AFP internacional

Entrada a una estación de metro de Londres el 14 de julio de 2016 en la City, el distrito financiero de la capital británica

(afp_tickers)

Con casi un año de retraso, el metro londinense inaugura este viernes su servicio nocturno, una promesa del exalcalde Boris Johnson de la que se esperan importantes repercusiones económicas.

Hasta ahora, el metro más antiguo del mundo, puesto en marcha en 1863, dejaba de rodar alrededor de la medianoche entre semana y una hora más tarde los fines de semana. A partir de ahora, algunas líneas funcionarán las 24 horas del día el viernes y el sábado, con un tren de media cada diez minutos.

El 'Night Tube' concierne primero dos líneas, la Central y la Victoria, que atraviesan la capital británica de este a oeste y de norte a sur. El servicio se ampliará progresivamente este otoño a las líneas Jubilee, Northern y Piccadilly.

Previsto inicialmente para el 12 de septiembre de 2015, con motivo de la Copa del Mundo de Rugby, se vio aplazado por la oposición de los trabajadores del servicio de transporte público londinense por el impacto potencial en sus condiciones laborales y por dudas sobre su seguridad.

En este sentido, la policía británica anunció el despliegue de 100 agentes adicionales en las 144 estaciones de metro que permanecerán abiertas toda la noche.

El nuevo alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, de 45 años, insistió en que el servicio de noche no beneficiaría únicamente a los juerguistas -y a los "amantes de las discotecas de mediana edad como yo"-, sino también a quienes trabajan por la noche, como las "enfermeras y los guardias de seguridad", así como los turistas.

El servicio público de transportes londinense, TFL, destaca los beneficios económicos para pubs, discotecas y salas de espectáculos, y la eventual creación de casi 2.000 empleos.

London First, una organización que promueve el dinamismo económico de Londres, calcula que el servicio podría generar hasta 77 millones de libras (90 millones de euros) de actividad para la ciudad en 2029.

El metro londinense transporta más de mil millones de pasajeros cada año. TFL estima en 180.000 el número de trayectos adicionales que se efectuarán cada noche entre las 00H30 y las 06H00 de la mañana, cuando el 'Night Tube' funcione a pleno rendimiento.

afp_tickers

 AFP internacional