AFP internacional

El presidente estadounidense (I) y su homólogo cubano Raúl Castro en el Palacio de la Revolución el 21 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El ministro cubano de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, participó este jueves de una charla en la Cámara de Comercio en Washington, como parte de una corta gira estadounidense sobre cooperación bilateral en el campo.

En el foro empresarial, Rodríguez Rollero subrayó los acuerdos sobre sanidad animal y vegetal que preparan Cuba y Estados Unidos, señalando que abren el camino a una profundización de las relaciones entre ambos países sobre temas agrícolas.

"Cuba está abierto a poder intercambiar comercialmente, a colaborar" con Estados Unidos, dijo el representante cubano, destacando que su país aspira a convertirse en un exportador de frutas y vegetales, pero también miel, productos tabacaleros o carbón vegetal hacia el mercado norteamericano.

Pero el representante admitió que los dos antiguos enemigos de la Guerra Fría, que restablecieron relaciones diplomáticas hace casi un año, aún deben sortear limitaciones, la primera de ellas el embargo estadounidense, vigente desde 1962.

En Washington, Rodríguez Rollero también tenía reuniones con directivos de los Departamentos de Agricultura y de Comercio, así como con organizaciones que apoyan el levantamiento del embargo y la normalización de las relaciones con Cuba, según una nota de la cancillería.

El viernes, viajará al rural estado de Iowa (norte), donde visitará centros de producción y de investigaciones agrícolas, acompañada por el secretario estadounidense de Agricultura, Tom Vilsack.

El presidente Barack Obama ha llamado al opositor Congreso a revertir el embargo, mientras que ha emitido una serie de reformas regulatorias bajo atribuciones del poder Ejecutivo, para flexibilizar algunas sanciones y promover mayor intercambio entre los pueblos de ambos países.

"Si resolvemos ese problema muchas cosas se abrirán en el futuro a los efectos del vínculo del restablecimiento de las relaciones", señaló el ministro.

Debido al embargo, Cuba no puede exportar a Estados Unidos y solo desde 2000 puede adquirir en este país alimentos y medicinas, que debe pagar por adelantado, mediante complicadas transacciones bancarias, y utilizar barcos extranjeros autorizados por Washington.

Cuba importó 300 millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses en 2014.

afp_tickers

 AFP internacional