AFP internacional

El emperador Akihito y la emperatriz Michiko abandonan en automóvil la villa imperial de Hayama, cerca de Tokio, este jueves 14 de julio

(afp_tickers)

El Palacio Imperial japonés negó este jueves que el emperador Akihito haya planeado abdicar el trono, como habían informado la televisión estatal NKH y la agencia de noticias Kyodo.

"Esto no es correcto en absoluto", dijo a la prensa Shinichiro Yamamoto, un alto responsable del Palacio Imperial. Según la cadena NHK, el monarca, de 82 años, dijo a sus allegados que es mejor que el puesto lo ocupe alguien que esté capacitado para ejercer sus funciones.

Japón, que tiene una de las monarquías más antiguas del mundo, no ha vivido ninguna abdicación desde hace 200 años, según datos de NHK. La actual ley japonesa no establece ninguna vía para que el emperador deje el trono.

El papel de Akihito, puramente simbólico, está definido en la constitución que EEUU impuso a Japón en 1947, tras la II Guerra Mundial.

El monarca está considerado "un símbolo del Estado y de la unidad del pueblo japonés" para evitar el retorno al militarismo de la época de su padre, Hirohito, que reinó durante la expansión imperial de Japón en el siglo XX y fue tratado como un dios viviente hasta la derrota de su país en la guerra, en 1945.

Sin embargo, los observadores opinaban este jueves que ni NHK ni Kyodo hubiesen difundido una información tan explosiva sin una fuente sólida. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, rechazó opinar sobre el tema este jueves, invocando el carácter delicado de la información.

Akihito, que ha padecido numerosos problemas de salud, entre ellos un cáncer de próstata y una operación cardíaca, dijo el año pasado en una rueda de prensa que comenzaba a notar la edad y que a veces había cometido "errores" en las ceremonias.

afp_tickers

 AFP internacional