AFP internacional

La viceministra salvadoreña de Economía, Luz Estrella Rodríguez (I) durante una conferencia con motivo de la visita del director de la Organización Mundial del Comercio, Roberto Azevedo (C), el 14 de agosto de 2014 en San Salvador

(afp_tickers)

El Salvador y Bolivia abrieron este miércoles su segunda ronda de negociación de un Acuerdo de Alcance Parcial (AAP) con el cual pretenden otorgar beneficios arancelarios a ciertos productos de interés para ambas partes, informó una fuente oficial.

"Las expectativas para esta segunda ronda son muy ambiciosas y en ese sentido, se espera poder cerrar los textos de algunas de las disciplinas comerciales contenidas en el acuerdo", dijo mediante un comunicado la viceministra salvadoreña de Economía, Luz Estrella Rodríguez.

De acuerdo a Rodríguez durante esta ronda negociadora, que concluye el jueves, se espera avances en las mesas técnicas que discuten los temas de acceso a mercados, reglas de origen, procedimientos aduaneros, defensa comercial, solución de controversias y medidas sanitarias y fitosanitarias.

Además, ambos países han puesto sobre la mesa de negociación los listados preliminares de productos que gozarían de beneficios arancelarios en el marco del acuerdo comercial.

Cifras del Banco Central de Reserva (BCR) indican que el comercio entre Bolivia y El Salvador alcanza cifras muy bajas.

En 2014 El Salvador exportó bienes al mercado de Bolivia por 1,8 millones de dólares, mientras que las importaciones desde esa nación fueron por 353.000 dólares.

En 2015 las cifras de comercio entre ambos países cayeron, pues El Salvador exportó al mercado boliviano productos por 693.000 dólares y compró bienes a esa nación por 203.000 dólares.

Rodríguez agregó que lo que se busca con el acuerdo es precisamente "el fortalecimiento" de ese intercambio comercial.

Según la viceministra de Economía, la negociación del Acuerdo de Alcance Parcial entre Bolivia y El Salvador podría estar concluida a finales de 2016.

Actualmente El Salvador exporta a Bolivia materia prima para la fabricación de papel higiénico, medicamentos para uso veterinario, abonos, escaleras de aluminio y muebles de metal.

Mientras que Bolivia vende al mercado salvadoreño partes para frenos de vehículos, minerales, accesorios para maquinaria y cintas magnéticas, según el ministerio de Economía.

afp_tickers

 AFP internacional