AFP internacional

El primer ministro de Irak Haider al-Abadi (d) saluda al vicepresidente de EEUU Joe Biden el 28 de abril de 2016 en Bagdad

(afp_tickers)

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, llegó el jueves en visita sorpresa a Irak, cuyo gobierno vive una crisis política que podría afectar a la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI).

"El vicepresidente llegó a Irak, donde se reunirá con responsables iraquíes, con el fin de alentar la unidad nacional y la lucha contra el EI", indicó la oficina de Biden en un comunicado.

El grupo yihadista controla vastos territorios en Irak, incluyendo la segunda ciudad del país, Mosul, aunque las fuerzas iraquíes, con apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, han recuperado terreno en los últimos meses.

Biden se reunió con el primer ministro Haider al Abadi poco después de salir del avión de transporte militar C-17 que lo llevó hasta Bagdad.

La clase política iraquí se halla profundamente dividida y el caos se ha adueñado del parlamento, donde los incidentes entre diputados son frecuentes.

Además, miles de seguidores del líder chiita Moqtada al Sadr protestan asiduamente en las afueras de la denominada "Zona Verde", donde se hallan las instituciones del país.

A pesar de los intentos reformistas del gobierno Abidi, la clase política es percibida como ampliamente corrupta y partidista.

Biden quiere recordar a los responsables iraquíes "las medidas que podría tomar la comunidad internacional para promover la estabilidad económica en Irak", en un contexto de fuerte caída de los precios de petróleo, indicó la fuente oficial estadounidense.

afp_tickers

 AFP internacional