AFP internacional

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, saluda antes de hablar en el palacio presidencial en Ankara el 4 de mayo de 2016

(afp_tickers)

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, descartó este viernes que su país modifique su ley antiterrorista, como lo solicita la Unión Europa (UE) a cambio de una exención de visados para los ciudadanos turcos.

"La UE nos ha pedido modificar la ley antiterrorista", dijo Erdogan en un discurso televisado en Estambul. "Perdónenme, pero entonces nosotros iremos por nuestro lado y ustedes, por el suyo", agregó.

Turquía ha cumplido con la mayor parte de los criterios que la UE le demandaba para otorgar una exención de la visa a los ciudadanos turcos, pero los 28 insisten en que el Parlamento turco debe redefinir la ley antiterrorista, juzgada demasiado abarcadora, en virtud de las normas democráticas europeas.

De los 72 criterios, Turquía afirma que solo le falta responder a cinco y asegura que lo hará antes de finales de junio. "No creo que haya ningún problema con estas condiciones", informó esta semana un responsable turco que pidió el anonimato.

La Comisión Europea propuso el miércoles eximir de los visados a los turcos que viajen por poco tiempo al espacio Schengen, bajo determinadas condiciones, en el marco de un acuerdo sellado el 18 de marzo entre la UE y Turquía sobre la gestión de la crisis migratoria.

Turquía exige que la exención de los visados se haga efectiva antes de junio para seguir aplicando el controvertido acuerdo sobre los migrantes.

Por otro lado, Erdogan afirmó que una reforma constitucional que otorgue más poderes al presidente turco debe someterse rápidamente a referéndum. "Una nueva constitución y un sistema presidencial son una necesidad urgente", declaró el presidente, instando a someter el proyecto a una votación popular "sin demora".

Además, el presidente turco defendió su implicación en la política turca después de que su primer ministro, Ahmet Davutoglu, anunciara el jueves que abandonará próximamente el Gobierno y la presidencia del partido en el poder.

"A algunos les molesta que yo observe de cerca los acontecimientos relacionados con el partido (...) ¿Pero qué puede haber más natural que esto?", dijo el presidente, al que se le presupone una actitud apolítica.

afp_tickers

 AFP internacional