AFP internacional

Tres hombres se sacan una foto con Boris Johnson tras un mitin de su campaña a favor de la salida británica de la Unión Europea, el pasado 15 de abril en la ciudad de Manchester

(afp_tickers)

El exalcalde de Londres Boris Johnson, favorable al 'Brexit', afirmó el domingo que la Unión Europea (UE) se comportaba como Hitler al tratar de crear un supraestado, una declaración polémica tachada de "acto desesperado" por los partidarios de la permanencia de Reino Unido en la UE.

En una entrevista publicada en el dominical Sunday Telegraph, el conservador y líder del bando favorable al 'Brexit' (la salida de Reino Unido de la UE), aseguró que la historia de Europa ha estado marcada desde hace 2.000 años por repetidos intentos de englobar al continente bajo un único gobierno, a imitación del Imperio Romano.

"Napoleón, Hitler, varias personas intentaron hacerlo y terminó de forma trágica. La Unión Europea es otro intento [de hacer lo mismo] con distintos métodos", afirmó, a menos de seis semanas del referéndum sobre el mantenimiento de Reino Unido en la UE.

"Pero fundamentalmente, (...) el eterno problema es que no existe lealtad a la idea de Europa. No hay una sola autoridad a la que todo el mundo respete o comprenda. Esto está provocando un enorme vacío democrático", añadió Johnson, uno de los líderes del Partido Conservador del primer ministro David Cameron, que aboga por la permanencia.

Estas declaraciones suscitaron la indignación de responsables y diputados del opositor Partido Laborista, que las entendieron como un intento "desesperado" de llevar a los británicos a su campo.

"Boris ha vuelto a tocar fondo comparando la UE con Hitler", escribió en Twitter la diputada laborista Angela Rayner.

- Pérdida de "sentido moral" -

Para Hilary Benn, portavoz para las cuestiones de política exterior de la formación laborista y partidario de la permanencia, "quienes militan a favor de una salida de la UE han perdido el argumento económico y ahora pierden el sentido moral".

Benn calificó la comparación hecha por Boris Johnson de "ofensiva y desesperada".

Otra figura del laborismo, Yvette Cooper, también opuesta al 'Brexit', consideró que el exalcalde londinense hacía "juego sucio".

"Cuanto más esgrime este tipo de declaraciones histéricas, más demuestra su vergonzosa falta de juicio, su afán de hacer la política cínica y divisoria y el vacío de sus argumentos", lanzó.

En Europa, aunque la Comisión Europea haya preferido no pronunciarse al respecto, el ministro finlandés de Finanzas, Alexander Stubb, consideró la comparación "escandalosa": "¿Qué está pasando en la cuna del sentido común y la civilización?", escribió en Twitter.

No se trata de la primera declaración controvertida de Boris Johnson: el mes pasado, fue acusado de racismo al atribuir al presidente estadounidense, Barack Obama, una vertiente antibritánica por sus orígenes "en parte kenianos".

Se trata, en todo caso, de excesos que contribuyen a su popularidad.

El domingo, recibió el apoyo de Nigel Farage, el líder del partido euroescéptico y antiinmigración UKIP, que el domingo dijo al Mail on Sunday que lo apoyaría como sucesor de David Cameron como primer ministro.

El exministro conservador de Trabajo Iain Duncan Smith, así mismo partidario de la salida de la UE, también se alineó con Johnson.

Queda por ver si este tipo de declaraciones tienen algún efecto sobre el electorado, en un momento en que ambos bandos aparecen igualados en las encuestas, con un 50% de intención de voto cada uno, según el sitio del instituto What UK thinks, que hace la media de los seis últimos sondeos de opinión.

Para el editorialista de The Guardian Michael White, estas declaraciones sitúan a Boris Johnson en "la misma" categoría que Donald Trump, "otro timo intelectual de la élite metropolitana, actualmente muy ocupada en tratar de engañar a los pobres" para sacar un rédito electoral.

Pese a ello, un reciente sondeo realizado por The Sunday Mirror y The Independent, el 45% de los encuestados confiaban más en Boris Johnson que en David Cameron en lo relativo a las cuestiones europeas.

afp_tickers

 AFP internacional