AFP internacional

El ministro francés de Defensa, Jean Yves le Drian (i), y su homólogo indio, Manohar Parrikar, firman la compra de 36 cazas Rafale franceses el 23 de septiembre de 2016 en Nueva Delhi

(afp_tickers)

Francia e India firmaron este viernes en Nueva Delhi la venta de 36 cazas Rafale por cerca de 8.000 millones de euros, el mayor contrato obtenido por la empresa aeronáutica militar francesa Dassault.

Aunque el acuerdo es finalmente inferior al "contrato del siglo" de 126 aviones que había sido anunciado y luego abandonado en 2015, la venta es la más importante hasta ahora para la industria aeronáutica militar francesa, tras unas negociaciones que habrán durado varios años.

En una breve ceremonia en Nueva Delhi, el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian y su homólogo indio Manohar Parrikar firmaron el acuerdo que se estaba negociando desde abril de 2015.

"Uno no está completamente tranquilo hasta firmar y hoy lo hemos hecho", dijo el ministro a la prensa tras la ceremonia, en referencia a las dificultades del contrato.

Por su parte el presidente francés François Hollande dio en un comunicado las gracias a India por "reconocer" la "calidad" de la industria aeronáutica francesa.

Para Francia el contrato con India, una gran potencia del sur de Asia, es también una victoria diplomática.

Según el acuerdo, que tiene unas 10.000 páginas, India comprará 36 aviones de combate Rafale al constructor francés Dassault. Los primeros aparatos serán entregados a finales de 2019 y el resto en un periodo de dos años y medio.

Tras algunas dificultades de exportación, Catar y Egipto compraron 24 Rafale en 2015 y Dassault espera ahora que el contrato con India atraiga a otros compradores.

- Mejorar la capacidad de ataque -

"Los Rafale mejorarán de manera significativa la capacidad de ataque y de defensa de India", escribió en Twitter el ministro de Defensa, Manohar Parrikar, tras haber firmado el contrato militar más caro para el país en los últimos veinte años.

Sin embargo muchos militares indios consideran que esta compra no será suficiente para renovar el ejército del aire, que consideran obsoleto e insuficiente. India sólo tiene unos treinta escuadrones de 18 aviones, en vez de los 42 que se consideran necesarios.

Además de su conflicto de décadas con Pakistán, India también se enfrenta a la potencia regional cada vez más importante de China.

"Nos podemos ocupar de Pakistán, enseñar músculo. Pero con China no estamos a la altura", asegura a la AFP el analista Gulshan Luthra.

La flota india de aviones está formada en su mayoría por viejos aviones rusos que habrá que retirar en breve. Sus frecuentes accidentes y averías les han dado el apodo de "ataúdes volantes".

El acuerdo con Francia para la compra de los Rafale forma parte de un proyecto más amplio del gobierno de modernización del ejército, con una inversión de 100.000 millones de dólares.

India había lanzado inicialmente un concurso público para 126 aviones de combate (108 de ellos construidos en India) y en 2012 entró en negociaciones exclusivas con Dassault, el constructor del Rafale.

Pero ese pedido nunca llegó a cerrarse porque Dassault no quiso asumir la responsabilidad técnica de los aparatos que iban ser construidos en India, como pedía el gobierno.

afp_tickers

 AFP internacional