AFP internacional

Soldados jordanos permanecen en formación durante una ceremonia militar el pasado 4 de abril en Qatraneh, unos 90 km al sur de Amán

(afp_tickers)

Los servicios de seguridad jordanos evacuaron y cerraron este miércoles la sede de los Hermanos Musulmanes en Amán, informó un abogado del movimiento islamista.

"La seguridad interior jordana registró la sede de los Hermanos Musulmanes y la evacuó antes de sellar la puerta de entrada con cera roja", dijo a la AFP el abogado Abdelkader al Jatib.

Los Hermanos Musulmanes, una organización fundada en Egipto en 1928, es la principal fuerza de oposición en Jordania. El movimiento estuvo tolerado durante décadas, pero tiene relaciones conflictivas con el poder desde la Primavera Árabe de 2011.

"Se trata claramente de una decisión política, en la línea de lo que pasa en la región", dijo Al Jatib, y aseguró que la intervención de las servicios de seguridad "tiene el único objetivo de influir en las próximas elecciones".

Las legislativas en Jordania están previstas a finales de este año o a principios de 2017. En 2010 y 2013, los Hermanos Musulmanes ya boicotearon los comicios para protestar contra la ley electoral y los "fraudes".

Por su parte, una fuente de los servicios de seguridad indicó a la AFP que el cierre y la evacuación fue "una orden del gobernador de la capital porque la cofradía no obtuvo autorización legal" para sus actividades.

Jordania considera que los Hermanos Musulmanes es una organización ilegal porque no renovó su licencia en virtud de una ley de 2014 sobre partidos y asociaciones.

Los Hermanos Musulmanes acusan a las autoridades de querer explotar sus divisiones internas. Las relaciones se deterioraron desde que el Gobierno jordano aprobó, en marzo de 2015, la creación de una formación disidente, llamada Asociación de Hermanos Musulmanes.

afp_tickers

 AFP internacional