AFP internacional

Policías griegos trasladan a dos de los militares turcos llegados a Grecia en helicóptero, que se cubren la cabeza con sendos jerséis, el pasado 17 de julio en Alejandrópolis, al norte de Grecia

(afp_tickers)

El servicio de asilo griego denegó en primera instancia la solicitud de uno de los ocho militares turcos que huyeron a Grecia tras el golpe de Estado fallido en Turquía, país que pide su extradición, señaló este jueves su abogada a la AFP.

Las autoridades griegas "rechazaron la solicitud de uno de estos militares turcos" y "congelaron la demanda de otros dos [...] seguimos esperando la decisión para los cinco restantes", señaló la letrada, Stavroula Tomara.

Según una fuente judicial interrogada por la AFP, este "congelamiento" significa que el servicio de asilo se negó a "discutir el caso de los otros dos militares" porque consideró que "sus argumentos eran insuficientes" para examinarlos.

"Seguimos esperando la decisión para los cinco restantes", agregó Stavroula Tomara. La abogada precisó que el rechazo de la primera solicitud "se basó en conclusiones arbitrarias, según las cuales el militar participó en el intento de golpe de Estado en Turquía del 15 de julio".

Tomara agregó que iban a recurrir esta decisión "en el plazo previsto de 15 días". En el caso de los dos militares cuyas demandas están "congeladas", la letrada indicó que pedirá un reexamen del caso.

Ankara ha requerido la extradición de los ocho militares turcos pero esta demanda no será examinada hasta que la cuestión de su solicitud de asilo esté zanjada.

Los ocho militares aterrizaron en helicóptero en Alejandrópolis, una ciudad griega cercana a la frontera turca el 16 de julio, horas después del golpe de Estado fallido. De inmediato pidieron asilo en Grecia. Alegaban temer por sus vidas y negaban haber participado en la intentona golpista.

Numerosos militares y funcionarios huyeron de Turquía tras el golpe fallido por miedo a ser detenidos en la purga lanzada por el presidente Recep Tayyip Erdogan contra los presuntos partidarios del eximán turco exiliado en Estados Unidos Fethullah Gulen, a quien acusa de haber fomentado el golpe.

El caso de los ocho militares turcos es delicado para Atenas debido a las relaciones históricamente complicadas entre los dos países.

afp_tickers

 AFP internacional