AFP internacional

El humo sale de la ciudad siria de Jubata al-Khashab tras bombardeos israelíes el 10 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Israel volvió a bombardear posiciones sirias la noche del martes, unas horas después de desmentir que el ejército sirio hubiera derribado dos aparatos israelíes implicados en un operativo similar.

Dos proyectiles lanzados desde Siria impactaron al anochecer en la parte de la meseta del Golán ocupada y anexionada por Israel, sin causar víctimas, indicó el ejército israelí.

"La aviación israelí replicó (...) atacando baterías artilleras del régimen sirio en el centro de los Altos del Golán sirios", dijo.

El ejército israelí hizo otro tanto la noche del lunes al martes tras el impacto en el Golán de un proyectil procedente de Siria.

El ejército de Siria afirmó que derribó un avión militar y un dron israelíes en el sur del país y en la provincia de Damasco, tras un ataque contra sus posiciones.

Israel lo desmintió de inmediato. "No hay nada cierto en estas afirmaciones", dijo a la AFP un portavoz del ejército israelí, el mayor Arye Shalicar.

Según el ejército sirio, "la fuerza aérea del enemigo israelí llevó a cabo hoy a la 01H00 [22H00 GMT] una agresión contra una de nuestras posiciones militares en la provincia de Quneitra (sur)".

"Nuestra defensa aérea respondió derribando un avión militar en el suroeste de la provincia, así como un avión de reconocimiento en el oeste de Saassaa", en la provincia de Damasco, dijo el ejército en un comunicado difundido por la agencia de prensa oficial Sana.

Antes del anuncio sirio, el ejército israelí anunció haber bombardeado posiciones de las fuerzas armadas sirias tras la caída de un proyectil procedente del territorio sirio en la parte de los altos del Golán controlada por Israel.

El ataque estaba dirigido contra "posiciones de artillería del régimen sirio en el centro de los Altos del Golán" en respuesta a "un proyectil" que cayó el lunes en territorio controlado por Israel sin causar víctimas, señaló el ejército del Estado hebreo en un comunicado.

Una portavoz militar israelí declaró a la AFP que la caída de este proyectil probablemente no fue intencionada y solo fue una consecuencia del "conflicto interno en Siria".

El ejército israelí responsabiliza al gobierno sirio de cualquier disparo procedente de su territorio, independientemente de donde venga.

Los incidentes de este tipo son bastante frecuentes. El del lunes era el cuarto en nueve días.

Israel se esfuerza por no implicarse en el complejo conflicto que arrasa Siria desde hace más de cinco años. Pero bombardea objetivos militares del gobierno sirio cada vez que hay disparos que cruzan la frontera.

El Estado hebreo arrebató a Siria 1.200 kilómetros de los Altos del Golán durante la llamada Guerra de los Seis Días en 1967 y se los anexionó, una medida que nunca ha sido reconocida a nivel internacional.

afp_tickers

 AFP internacional