AFP internacional

El expresidente de la Comisión Europea Jose Manuel Durao Barroso, durante una cumbre en Naciones Unidas, en Nueva York, el 23 de septiembre de 2014

(afp_tickers)

La defensora del pueblo europeo pidió al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, aclaraciones sobre la contratación de su predecesor, el portugués José Manuel Barroso, por Goldman Sachs, sugiriendo una revisión del código ético de los comisarios.

"El nombramiento, que la Comisión considera conforme al código de conducta, genera interrogantes sobre la idoneidad del mismo código", escribió el lunes Emily O'Reilly en una carta dirigida al presidente del Ejecutivo europeo y hecha pública este martes en la página web de la defensora.

El grupo estadounidense de banca de inversión Goldman Sachs anunció en julio la incorporación del expresidente de la Comisión (2004-2014) como presidente no ejecutivo y consejero, una designación que generó una polémica en el Viejo Continente y que el jefe de Estado francés, François Hollande, consideró "moralmente inaceptable".

El código de conducta prevé que los comisarios tengan que pedir una autorización a la Comisión para trabajar en un grupo privado durante los 18 meses posteriores al fin de sus funciones.

"Este nombramiento tuvo lugar tras los 18 meses [que el código estipula] por lo que las reglas, que son muy estrictas, han sido respetadas", reiteró este martes el portavoz de la Comisión, Alexander Winterstein.

Para O'Reilly, no obstante, "no es suficiente decir que no se violó ninguna regla" y pide a Juncker que aclare si la designación de Barroso "es conforme a las obligaciones éticas" de los tratados europeos, si pedirá su opinión a un comité de ética y si se plantea reformar el código de conducta de los comisarios, indicó la Defensoría en un comunicado.

La defensora, que investiga las reclamaciones sobre mala administración en las instituciones europeas, pide además una respuesta antes del 14 de octubre. Su intervención llega después de que 50 europarlamentarios le solicitaran una investigación.

La reputación de Goldman Sachs es controvertida. El banco estuvo ampliamente involucrado en la venta de complejos productos financieros, incluidos las hipotecas 'subprime' que contribuyeron al 'crash' financiero de 2008 y también ayudó a Atenas a maquillar la deuda de Grecia antes de la crisis.

afp_tickers

 AFP internacional