AFP internacional

Un delfín nada frente al estado de Baja California en México el 18 de marzo de 2016

(afp_tickers)

Un novedoso acuerdo contra la pesca ilegal, al que han adherido 30 países, se convertirá el próximo 5 de junio en ley internacional, con el objetivo de garantizar la pesca sostenible y la gestión responsable de las poblaciones de peces en todo el mundo.

El acuerdo, promovido por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), tiene como objetivo acabar con la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDRN).

Se trata del primer tratado internacional en el mundo dirigido específicamente a combatir la llamada pesca INDNR.

El Acuerdo fija medidas por parte del Estado rector del puerto y tiene un carácter vinculante.

Los 30 países miembros de la FAO han depositado hasta ahora formalmente sus instrumentos de adhesión, por lo ha comenzado la cuenta atrás para la entrada en vigor del Acuerdo, el 5 de junio de 2016.

Los 29 países firmantes y la Unión Europea -que ha firmado en forma individual- representan a más del 62 por ciento de las importaciones de pescado en todo el mundo, y el 49 por ciento de las exportaciones.

Cada año, la pesca ilegal suma capturas de hasta 26 millones de toneladas, socavando los esfuerzos para garantizar la pesca sostenible y la gestión responsable de las poblaciones de peces en todo el mundo.

"Este es el comienzo de una nueva era en la lucha contra la pesca ilegal. Al negar a los pescadores sin escrúpulos un puerto seguro y acceso a los mercados, el acuerdo conducirá a toda la industria pesquera hacia una mayor sostenibilidad y tendrá un importante efecto dominó a lo largo de toda la cadena de distribución", aseguró el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

El nuevo tratado exige que las partes designen puertos específicos para los buques extranjeros, lo que facilitará los controles.

Estos barcos deben solicitar permiso con antelación para entrar en los puertos, y proporcionar información a las autoridades locales -incluyendo la relativa al pescado que llevan a bordo-, y permitir la inspección de su libro de registro, licencias, artes de pesca y la carga real, entre otros aspectos.

Con la nueva internacional se quiere impedir que pescadores sin escrúpulos desembarquen su cargamento obtenido de forma ilícita,

Para facilitar la implementación del acuerdo en algunos países costeros o pequeños insulares, la FAO ha realizado inversiones sustanciales en proyectos de construcción de manera de apoyar la aplicación de las medidas.

La FAO está poniendo en marcha también una serie de iniciativas nacionales, regionales e inter-regionales, para formar personal.

Entre los países latinoamericanos firmantes figuran Chile, Costa Rica, Cuba, Dominica y Uruguay.

afp_tickers

 AFP internacional