AFP internacional

El presidente de Ecuador Rafael Correa (D), el de Nicaragua Daniel Ortega y el de Cuba Raúl Castro durane el acto de homenaje a Fidel Castro el 29 de noviembre de 2016 en La Habana

(afp_tickers)

Líderes latinoamericanos de izquierda prometieron en la noche del martes llevar la antorcha de Fidel Castro durante un multitudinario homenaje al líder de la Revolución cubana, cuyas cenizas serán inhumadas el domingo en la ciudad de Santiago.

Cientos de miles de cubanos emocionados colmaron la emblemática plaza de la Revolución de La Habana en tributo a Castro, quien apoyó los movimientos rebeldes en América, envió tropas a África y retó como pocos a EEUU en la Guerra Fría.

En un corto discurso que cerró la última jornada de honras fúnebres en la capital cubana, el presidente Raúl Castro evocó con voz firme la gesta de su hermano, fallecido el viernes a los 90 años.

"Querido Fidel (...) te decimos, junto a nuestro abnegado, combativo y heroico pueblo: "¡Hasta la victoria siempre!", clamó Raúl al cierre de su intervención.

Los mandatarios de Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Salvador y Venezuela se comprometieron con el legado del padre de la Revolución cubana al sonido de aplausos y gritos de "¡Yo soy Fidel!".

Castro fue un aliado estrecho de los gobiernos de izquierda que llegaron al poder por las urnas a finales de los noventa y principios de esta década. Hoy, esa tendencia parece haber entrado en declive tras reveses en Argentina y Brasil, y las dificultades que enfrenta en Venezuela.

"Por esas ideas seguiremos luchando, ¡lo juramos!", clamó el ecuatoriano Rafael Correa, mientras el venezolano Nicolás Maduro destacó el coraje de Fidel Castro. "Hoy nos toca sostener la bandera de la dignidad y de la libertad de los pueblos", afirmó Maduro.

- Una plaza desbordada -

Entre la multitud el recuerdo de Fidel Castro, que universalizó la salud y la educación gratuitas, pero que fue implacable con la disidencia, desató una nueva ola de emociones.

"Fidel estaría orgulloso de ver esta plaza así desbordada sobre todo de jóvenes. Este es el mejor homenaje que se le puede hacer al comandante, pero éste es sólo el primero de los que recibirá en estos días", comentó por su parte Olivia Martínez, una profesora de 46 años.

Hijos espirituales de la Revolución castrista, Maduro y el boliviano Evo Morales rindieron tributo a Fidel en la mañana frente a una foto suya en la que está con barba negra, fusil al hombro y mochila de guerrillero.

"Las luchas de Fidel, sus ideas, serán para siempre", dijo Morales después ante la multitud, y confesó que "sentirá" la ausencia del líder cubano a quien llamaba con frecuencia "abuelo sabio".

A la ceremonia asistieron más de una veintena de dirigentes de América Latina y África, mientras Europa y Estados Unidos enviaron delegaciones de bajo perfil con la excepción del primer ministro griego, Alexis Tsipras.

El presidente Barack Obama, que propulsó el histórico acercamiento de Estados Unidos y Cuba tras más de medio siglo de enemistad, se abstuvo de participar, al igual que los mandatarios de Francia, François Hollande, y de Rusia, Vladimir Putin.

África estuvo presente con los dirigentes de Zimbabue, Robert Mugabe; de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang; y de Sudáfrica, Jacob Zuma.

- Viaje de las cenizas -

En las primeras horas del miércoles saldrá una caravana con las cenizas de Fidel Castro, que recorrerá 13 de las 15 provincias antes de su llegada a Santiago, a unos 950 km de La Habana.

El recorrido marcará la ruta a la inversa de la Revolución que encabezó el guerrillero barbudo hace más de medio siglo tras la caída de Fulgencio Batista.

Los restos de Castro reposan en una urna de madera de color café que fue exhibida por primera vez la noche del lunes por la televisión estatal.

El reconocimiento al legado de Castro solo fue roto por los cubanos anticastristas que festejan en Miami y las declaraciones del presidente electo estadounidense Donald Trump, quien lo calificó de "dictador brutal".

El conocido "balserito" Elián González, que en el 2000 fue centro de una enconada disputa entre Cuba y Estados Unidos, dijo que la respuesta a Trump se la está dando la multitudinaria presencia de cubanos en los funerales.

"Yo no creo que tantas personas podrían llorar a alguien que, como él dice, es un dictador... Las personas lo que le están dando aquí es amor", dijo.

afp_tickers

 AFP internacional