AFP internacional

Los candidatos presidenciales austriacos Alexander Van der Bellen (i) y Norbert Hofer debaten en televisión el 22 de mayo de 2016 en Viena

(afp_tickers)

Los austriacos volverán a las urnas para elegir presidente después de que la justicia anulara los resultados de los comicios de mayo, en los que ganó por un estrecho margen el candidato ecologista, dando así una segunda oportunidad a la extrema derecha.

En una decisión sin precedentes, el Tribunal Constitucional austriaco dio la razón este viernes al Partido de la Libertad (FPÖ), que contestaba el resultado de las elecciones tras la derrota de su candidato, Norbert Höfer, contra el candidato ecologista Alexander Van der Bellen.

"El recurso interpuesto por el líder del Partido de la Libertad (FPÖ), Heinz-Christian Strache, contra las elecciones del 22 de mayo ha sido retenido", anunció Gerhard Holzinger, presidente del Tribunal.

Pese a que durante el escrutinio no hubo denuncias ni por fraude ni por manipulaciones, en las elecciones del 22 de mayo se produjo un cúmulo de negligencias durante el recuento de papeletas en urna y en el voto por correo que pusieron en cuestión la validez del resultado debido a lo estrecho del margen de victoria del candidato ganador: el candidato ecologista Alexander Van der Bellen solo ganó por 30.863 votos.

- Nuevos comicios-

Como primera consecuencia de este escenario inédito en esta república de 8,7 millones de habitantes, la segunda vuelta de las elecciones será anulada y se organizarán unos nuevos comicios, sin duda en otoño.

El candidato ecologista Alexander Van der Bellen, que ganó con un 50,3% de los votos, debía estrenar el cargo el 8 de julio. Ahora, la presidencia de la cámara baja del Parlamento cumplirá sus funciones de forma interina.

El futuro de Austria en la UE podría convertirse en uno de los temas centrales en la campaña que está por venir, mientras que el FPÖ, una de las formaciones de extrema derecha del continente con mayor implantación electoral, se ha aliado con el Frente Nacional francés en el seno del Parlamento de Estrasburgo.

En un contexto político agitado por el resultado del referéndum británico sobre la permanencia de Reino Unido en la UE, el PFÖ milita, al igual que el FN, por una Europa "a la carta". Y aunque jamás ha reclamado una consulta al estilo británico, recientemente ha endurecido su postura, exigiendo reformas en el funcionamiento de la Unión.

Como segunda consecuencia, Van der Bellen, que debía estrenar el cargo el 8 de julio, no será investido. Ahora, la presidencia de la cámara baja del Parlamento cumplirá sus funciones de forma interina.

- 'Reforzar la confianza en la democracia' -

El presidente y los dos vicepresidentes del Consejo Nacional, la cámara baja del Parlamento, entre los que se encuentra el propio Hofer, cumplirán interinamente con las funciones del cargo hasta las próximas elecciones.

La más alta jurisdicción del país, entrevistó a más de 60 testigos en dos semanas de audiencias públicas y concluyó que varias decenas de miles de papeletas por correspondencia fueron contabilizados, bien fuera del horario legal, bien por personal no habilitado, una práctica que hasta entonces había sido ampliamente tolerada.

"Siempre lo hemos hecho así", se justificaron los responsables del recuento interrogados por los jueces, provocando un estupor creciente en el Tribunal según avanzaban las pesquisas.

"Los reglamentos electorales deben ser respetados estrictamente, al pie de la letra", recordó este viernes Holzinger, tras un "proceso sin precedente en la historia judicial austriaca".

Hofer se quedó a las puertas de convertirse en el primer presidente de ultraderecha en un Estado europeo.

"Esta decisión está destinada a reforzar la confianza en nuestro Estado de derecho y en la democracia", añadió el presidente del Constitucional austriaco.

Tras un duelo reñido la noche del escrutinio, fueron los votos por correspondencia, que en Austria representan el 16% de las papeletas, los que decidieron la victoria del ecologista.

afp_tickers

 AFP internacional