AFP internacional

El logotipo de la compañía Engie, antigua GDF SUEZ, el 28 de abril de 2015 en París

(afp_tickers)

La Comisión Europea anunció este lunes una investigación sobre las presuntas ayudas fiscales ilegales de Luxemburgo al grupo energético Engie, cuyo principal accionista es el Estado francés.

"La Comisión teme que varias de las decisiones fiscales tomadas por Luxemburgo hayan dado a GDF Suez (ahora Engie) una ventaja injusta con relación a otras compañías, violando las normas de la UE en materia de ayudas estatales", dijo el Ejecutivo europeo en un comunicado.

La investigación apunta en concreto a dos acuerdos fiscales cerrados desde septiembre de 2008 entre Engie y Luxemburgo en dos operaciones financieras entre 2009 y 2011, ambas entre compañías pertenecientes a GDF Suez.

"Parece que una parte significativa de los beneficios de GDF Suez en Luxemburgo a través de esos dos montajes no fueron gravados", dijo la Comisión. "Si se confirma, querría decir que GDF Suez se benefició de una ayuda ilegal del Estado", añade.

El Estado francés es el principal accionista de Engie, con un 32,76% del capital al 31 de diciembre de 2015, según la web del grupo.

Bruselas lleva meses investigando las ayudas fiscales de varios Estados miembros a multinacionales. En agosto exigió a la estadounidense Apple devolver a Irlanda 13.000 millones de euros en ventajas fiscales que la Comisión considera ayudas ilegales.

Este año, la UE también recriminó prácticas similares a 35 multinacionales, entre ellas la cervecera belgo-brasileña AB InBev que obtuvo ayudas fiscales del Gobierno belga.

afp_tickers

 AFP internacional