AFP internacional

El viejo puerto de Marsella, Francia, fotografiado el 17 de junio de 2016

(afp_tickers)

La Comisión Europea anunció este viernes la apertura de dos investigaciones sobre las exenciones fiscales de las que se benefician numerosos puertos franceses y belgas, lo que podría conferirles "una ventaja respecto a sus competidores en otros estados miembros".

"Una exención del impuesto de sociedades para los puertos cuyas actividades generen beneficios otorga a estos últimos una ventaja selectiva respecto a los demás competidores y constituye una ayuda estatal en el sentido de las reglas de la UE", explicó en un comunicado el Ejecutivo comunitario.

El pasado enero, tras una primera investigación sobre el funcionamiento y el tipo de imposición fiscal de los puertos de la UE, la Comisión pidió a Francia y a Bélgica que suprimiesen las exenciones a sus puertos, pero ambos países se negaron a "adaptar sus legislaciones fiscales", lo que llevó al Ejecutivo a abrir sendas investigaciones en profundidad para "determinar si sus temores iniciales eran fundados".

Bruselas ha examinado la situación de 11 "grandes puertos marítimos" franceses (entre los que se encuentran Dunkerque, Le Havre, Marsella y varios de ultramar), así como el "puerto autónomo de París" y los explotados por las cámaras de comercio y de industria, que están "totalmente exentos de (pagar) el impuesto de sociedades".

Por el lado belga figuran puertos como el de Amberes, Bruselas u Ostende, así como los situados en los canales de la provincia de Hainaut y de Flandes, que tienen un régimen fiscal más favorable que el de otras empresas belgas.

La apertura de estas pesquisas permitirá a los Estados miembros y a terceros -beneficiarios o competidores- presentar sus observaciones. Después deberá tomar una decisión al respecto.

afp_tickers

 AFP internacional